martes, 30 de agosto de 2016

Reseña: LUNA. LUNA NUEVA de Ian McDonald



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

LUNA. LUNA NUEVA de Ian McDonald.

La gélida acritud del vacío. La letal lluvia radiactiva. El polvo que la recubre, tan viejo como la Tierra. La creciente debilidad de los huesos… O puedes quedarte sin dinero para agua. O para aire. O puedes caer en desgracia con uno de los Cinco Dragones, las corporaciones que dirigen la Luna y controlan sus amplios recursos. Pero te quedas, porque la Luna puede hacerte más rico de lo que eres capaz de imaginar…, mientras sigas con vida. 

Adriana Corta tiene ochenta años. Su familia dirige Corta Hélio. Han sobrevivido a las implacables guerras corporativas y a la peligrosa paz subsiguiente. Pero ahora esa paz se resquebraja. Es probable que Adriana tenga que morir, aunque no la matarán sus rivales ni la Luna. Sea cual sea su destino, sin embargo, Corta Hélio no morirá.

"Prepárate para una de las aventuras más épicas y emocionantes de la historia. Un viaje lleno de peligros, intrigas, traiciones,romance, batallas  y luchas contra los fantasmas del pasado de los protagonistas. Una carrera por la gloria y la sabiduría. ¡Emociónate con la saga destinada a llevarse todos los premios!, ¡JUEGO DE TRONOS EN EL INSTITUTO!"


Mensaje promocional para una imaginaria nueva temporada de "Al Salir de Clase"

Si, claro, reíros. Reíros hasta desgañitaros, hasta que os duela el estomago y no encontréis aire que meter en vuestros pulmones, pero mientras lo hacéis, tened en cuenta que comparaciones tanto o más absurdas que éstas adornan las contracubiertas (Y a veces la misma portada) de muchas novelas actuales.
No voy a meterme en camisa de once varas criticando la manera de hacer un trabajo, sobre todo porque desconozco totalmente el proceso de promoción que tienen un tipo u otro de obras literarias, pero contemplando ejemplos similares sí podemos deducir al menos que ni las editoriales miran por el buen gusto ni los encargados de crear tan sublimes frases son los más imaginativos y ocurrentes del mercado, los cuales parecen regirse por la moda... y ya.

¿Que la historia toca el terror con fuertes dosis de drama y personajes muy trabajados? Enhorabuena, para estos desalmados del negocio ya eres el nuevo Stephen King . Que lo tuyo es la novela erotica ¿No? Ve haciendo hueco para la obligada frase "Si disfrutaste con 50 SOMBRAS DE GREY, no podrás dejar de leerlo". Y por supuesto, el ejemplo que nos ocupa y donde se demuestra mejor que el talento crítico no se rige por captar al lector específico, sino a cuantos más mejor, y si les estás engañando peor para ellos, ya son mayorcitos para darse cuenta.
Si una historia tiene más personajes que los que puedas asimilar, tienen lugar varias rencillas familiares, luchas por el poder y alguna que otra muerte, el piloto automático de los responsables de marketing se pone en marcha y tiempo les falta para compararla con la obra de George R. R. Martin CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO, más conocida por los lectores más ocasionales como JUEGO DE TRONOS . Así no les sería difícil imaginar a estas mentes brillantes composiciones como " Falcon Crest es Juego de Tronos en California", "Breaking Bad es Juego de Tronos en Albuquerque" o "Son of Anarchy es Juego de Tronos con motos". Un san benito del que no se ha librado la nueva obra de Ian McDonald, LUNA NUEVA, cuya bonita edición no han dudado en afear con una leyenda tan falsa como de tamaño desproporcionado  que reza "Juego de Tronos en la Luna".

LUNA NUEVA, la primera parte de la trilogía LUNA no es Juego de Tronos, ni por asomo. Sus semejanzas con la épica y progresivamente soporífera obra de Martin se limitan a las citadas, lo que equivale a la comparación de un ladrillo con un zapato.

La premisa con la que parte la obra no es que destaque por su originalidad, pero no por ello resulta menos atractiva. La escasez de recursos y la correspondiente crisis económica a nivel global hace que sus habitantes se tengan que buscar la vida en terrenos cada vez más inhóspitos y exóticos, como por ejemplo la reciente colonizada luna y como en una competición por la gloria y la riqueza, explotada en busca del mayor de los bienes: el poder. 
Cinco familias, llamadas los Cinco Dragones destacan por encima de los demás en el monopolio de recursos, cada uno el suyo propio, buscando siempre el progreso, el mantenimiento de la tradición y de la estirpe, conviviendo entre ellas en una aparente paz... pero ya se sabe que este tipo de calma no suele durar demasiado.

Es mucha la expectativa que ha levantada esta nueva serie de McDonald, y ya no solo por la odiosa comparativa, sino por la cantidad de premios que en un ejercicio adivinatorio está destinada a llevarse, y claro, pecando de tópico, ser una de las mayores promesas de la ciencia ficción contemporánea. Sin embargo, a la hora de la verdad uno se da cuenta de que está ante una obra de público selecto, que busca un tipo de lector específico, y no creo que sea el lector ocasional que presume de llevar una camiseta de la familia Stark y pregunta incansablemente cuándo saldrá VIENTOS DE INVIERNO.
A nivel personal, lo que he encontrado en LUNA NUEVA es una obra con cosas buenas, a veces excepcionales y otras cosas regulares, tirando a desastrosas, y todo esto se resume en lo siguiente: LUNA es una historia mediocre ambientada en un mundo asombroso. 

McDonald  ha sabido crear un terreno lleno de matices y detalles, grandes y pequeños que engrandecen un trasfondo que podría dar mucho, muchísimo más de sí de lo que en conjunto terminamos encontrando.
Personajes, escenarios, costumbres y vestimentas son el resultado de la fusión de una infinitud de influencias de distintas culturas reales o inventadas y épocas, ya sean futuras, presentes o pasadas. Las distintas sociedades y ciudades que pueblan la superficie lunar no se quedan atrás a la hora de suponer un cóctel de referencias (y un reto al lector menos avispado) de todo tipo y tiempos, así como los sistemas gubernamentales, monárquicos, de justicia que no distan demasiado de las desarrolladas en el presente se mezclan con otras costumbres, rituales y resoluciones casi primitivas, lo que dota de nuevo a la luna de una personalidad propia y peculiar, de una sociedad creada no por uno sino por muchos y donde cada decisión cuenta, con un pasado en el que se indaga ligeramente, pero que invita a sumergirse a mucha más profundidad.

Como novela de ciencia ficción ambientada en el futuro, la tecnología posee un papel de gran importancia. Son muchos detalles los que se van nombrando y dejándose caer en la trama, avances técnicos y científicos que a veces confunden al lector, que cree que está leyendo una historia de fantasía dominada por la magia antes que una historia en una posible distopía de veracidad no muy lejana. Maravillas que ya son una realidad como cigarrillos electrónicos o impresoras 3D se juntan  con otros elementos que no son desconocidos pero se hacen reales como nunca antes. Un ejemplo de ello es el uso de familiares, hologramas de aspecto personalizable que acompañan a los ciudadanos lunares y que sustituyen cualquier sistema de comunicaciones o aplicaciones de gestión administrativa que puedan existir. Si, algo parecido a las criaturas de idéntico nombre que en los RPGs ayudan al héroe con sus habilidades especiales, pero con un máster en informática.

Estos y otros muchos detalles que no mencionaré por no entrar demasiado en materia son los que enriquecen poco a poco el mundo creado por Ian McDonald. Pero ocurre que a veces un bonito escenario no sirve de nada si la historia carece del mismo atractivo.

La trama de Luna no es que tarde en arrancar, es que no lo hace. LUNA NUEVA se toma muy en serio lo de ser la primera parte de una trilogía y lo hace convirtiéndose en una introducción de más de 400 páginas que describen el pasado y presente de la historia de LUNA, poniendo al lector en situación y preparándole para los acontecimientos futuros que decidirán el destino de la familia Corta Hélio, principal protagonista de la novela. O al menos intentándolo. 

Porque seamos sinceros, el primer contacto con la obra puede resultar confuso, extraño y algo desconcertante. Estamos ante una obra protagonizada entre otros por cinco familias, es decir, una novela coral con numerosos personajes, y aunque es evidente quienes llevarán la delantera en los papeles principales (Por su protagonismo y por supuesto por el trato que el autor les da, dotándoles de mayor personalidad y carisma), LUNA NUEVA sea posiblemente una de esas historias de usar papel y lápiz, de hacerse un mapa para no perderse y saberse situar geográfica y temporalmente antes de que sea demasiado tarde.

El choque de culturas también es algo que al principio puede resultar complicado de asimilar. Desde términos específicos sacados de distintas regiones, donde predominará el portugués, religiones nuevas y tradicionales e incluso las modas estéticas (por las descripciones que se realizaban me entraba la risa floja imaginándome a los habitantes de la luna vistiendo las prendas más estrafalarias de los armarios de Locomía, Alaska y Tino Casal), todo ello forma un combinado de sabor en ocasiones demasiado fuerte para el que no sabe lo que esperar. Por suerte a muchos de estos elementos no solo es fácil acostumbrarse a partir de cierto número de páginas, sino que además se le descubre cierto encanto que consigue que nos enganchemos a la trama con formas de las que el ritmo de ésta carece...

... y lo he intentado. He intentado seguir el ritmo que McDonald impregna a la novela, pero como comentaba con anterioridad, más que un libro, LUNA NUEVA parece una introducción del mismo, y tras la captación inicial el interés de la trama va decayendo, haciendo que uno sienta mas curiosidad por los nuevos elementos que se descubren de la cultura lunar que por el argumento en sí.

Y claro que estamos ante un mundo donde la paz se resquebraja y la muerte acecha tras cada esquina, pero LUNA NUEVA no es ni mucho menos una novela de acción llena de disparos, explosiones y duelos a muerte, y eso que los hay, pero en menor medida que el uso del arma en que los protagonistas son especialistas en su uso: la palabra. Con ella elaborarán trampas, conspiraciones, acuerdos, engaños y promesas. Cinco dragones, cinco familias enfrentadas por un único fin que no es sino el trono del liderazgo y la riqueza. ¿Juego de Tronos en la luna? Solo en el pensamiento más básico.

Aun con todo voy a concluir admitiendo que este primer encuentro con el escritor de ciencia ficción me ha gustado, y mucho. La falta de ritmo se ha visto compensado por un mundo lleno de imaginación y grandes ideas. Realmente no llega a aburrir si no estas constantemente pendiente de un giro de los acontecimientos que haga acelerar la historia y su desenlace crea la suficiente intriga para no tener ninguna duda de que su secuela tiene sitio asegurado en futuras lecturas. Aun así insisto, LUNA NUEVA no es una space opera cargada de emoción y acción a raudales, ni una obra de Ciencia ficción Hard. Sí que tiene algo de especulativa y mucho de sistemas gubernamentales, comercio y economía y una dosis adecuada de romance bastante peculiar. Hablamos de una guerra sin cuartel que realmente tenemos muy presente cerca de nosotros. Una lucha por la gloria que a veces se parece demasiado a una batalla por la supervivencia.

¡Ah! Y no es Juego de Tronos. Ni en la luna, ni en Marte ni en Torrelodones.

lunes, 22 de agosto de 2016

Reseña: TOM Z STONE. ALL YOU NEED IS LOVE de J. E. Álamo.


Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

TOM Z STONE. ALL YOU NEED IS LOVE de J. E. Álamo.

En esta última entrega, Tom se enfrenta a La Antorcha, un psicópata con especial querencia por el fuego; al hampa de la ciudad, ahora controlada por Eva Espinosa, cuyos sentimientos por Tom son de lo más carnales, y al peor de sus enemigos: sus propios demonios con los que se asoma a un abismo que le seduce tanto como aterroriza.

Con Los Beatles componiendo la banda sonora y una Valencia alternativa y sobre todo, muy muy negra, la pregunta es si Tom conseguirá encontrar la paz en esta vida o tendrá que hacer mutis por el foro.

(En anteriores reseñas...)

Decíamos hace unos días que la literatura Z había llegado al mundo de los aficionados del terror pisando fuerte, de manera firme y ofreciendo al lector una amplia variedad de ideas que habían desembocado en novelas altamente recomendables. No sabemos en que momento ocurrió, pero el género, en sus prisas por subir los escalones del reconocimiento y el éxito tropezó con su propio pie, precipitándose al vacío en una caída que dura hasta hoy, provocándose moratones (falta de ideas), cortes profundos (carencia de interés por parte de las editoriales), y graves hematomas (favoritismos que se saltan cualquier filtro de calidad).

También comentábamos (es mentira, pero he visto adecuado mencionarlo) que las nuevas plataformas de libre publicación habían conseguido que las historias de zombis estuvieran mas cerca y de manera fácilmente accesible al público que lo demandaba, lo que había conseguido que recibiera un reconocimiento importante (Lo de la falta de criterio de algunos es un tema a tocar de manera individual). Lamentablemente esta misma facilidad de publicación ha provocado que el mercado se llene de productos que también destacan, pero en este caso por su escasez de calidad, cuando no es directamente nula o cuando se recurre directamente al plagio más extremo.

Por supuesto, hablábamos también de que, cuando este pequeño género, hoy moda agonizante, disfrutaba de su mejor salud y muchos lectores como yo podíamos decir con orgullo que leíamos novelas de zombis sin preocuparnos de las malas caras que muchos nos pondrían ahora si les viniera a la cabeza algunos títulos infames, J. E. Álamo nos trajo el comienzo de una de las sagas que supondrían uno de los referentes de la literatura Z de nuestro país. Sin necesidad de llegar a la amplitud de LOS CAMINANTES de Sisí, sin buscar el éxito sobrevalorado de las secuelas de APOCALIPSIS Z de Loureiro o a la necesidad de seguir sacando títulos tan carentes de espíritu como sobrados de contenido como APOCALIPSIS ISLAND de V. García, TOM Z. STONE. IMAGINE se convirtió desde un primer momento en una novela imprescindible para los que buscaban zombis, pero no los de siempre, romerianos lentos o Boylianos, rápidos como corredores de maratones, siempre al acecho de los pocos supervivientes de un mundo devastado por la muerte y el resurgimiento. No, Álamo nos presenta a Tom, un investigador privado. Pero también un reanimado. Muerto y vuelto a la vida, consciente de su fecha de caducidad pero aun así ejerciendo el trabajo que mejor sabe hacer; Resolver casos y cabrear al personal.
Tanto IMAGINE como su secuela, LET IT BE, nos hacía viajar hacia un presente bastante cambiado en comparación con el real, una actualidad que parece haberse quedado a mediados del siglo XX, a una España casi caricaturizada, pero no por ello divertida, sino cruel, donde la ley del más fuerte es la que manda y el poder y el dinero los eslabones de una cadena para mantener a los demás a raya. En una perfecta mezcla de novela negra y relato de zombis, disfrutamos de un Tom enfrentándose a chantajistas, mafiosos de poca monta, yonkis, traficantes y capos de la droga, todo ello con un característico tono agresivo, heredero de la novela policíaca mas crudas y barriobajeras, un humor negro de esos con los que uno se siente culpable por reírse de ciertas salidas del maleducado detective y los que le rodean (amigos o enemigos). Dos novelas que se leían como una sola, con la salvedad de que LET IT BE dejaba al lector con una espina de incertidumbre clavada en el corazón... y pasaron 4 años y aún no nos la habíamos arrancado.

De ese modo, los deseosos de más aventuras de Tom, mordiéndonos las uñas ante el desconocimiento de su incierto destino no pudimos hacer otra cosa que sentarnos y esperar.
Y así pasó un año, y luego dos... Ya al tercero, cuando empezábamos a quitarnos las telarañas de encima nos preguntamos ¿Qué ocurre?¿La editorial se ha vuelto ciega, sorda y muda? (Más tarde descubriríamos que si, pero progresivamente y por muchos y variados motivos). Una de sus mejores novelas publicadas, incluso premiadas, permanecía incompleta, mutilada a falta de una tercera parte que su autor ya se cansaba de prometer ¿Cómo era posible?

No era la primera vez que veía como una saga o serie de novelas se quedaba incompleta, ya fuera por falta de interés del autor o de las editoriales (obviamente entre las razones no incluyo el fallecimiento. Morir es una excusa totalmente aceptable para dejar algo a medias). Por suerte Álamo demostró que quería a Tom tanto como le queríamos nosotros y no se dio por vencido en su objetivo de cerrar el ciclo, de una despedida digna, algo con lo que pudiéramos decir después "Yo conocí a Tom Z. Stone y le estreché la mano en su fiesta de despedida".
Ahora, gracias a Amazon podemos disfrutar por fin de ALL YOU NEED IS LOVE tanto en formato digital como en papel. Pero, ¿Habrá merecido la pena la espera?.

La tercera parte de TOM Z. STONE no es, ni mucho menos una manera forzada o desganada de acabar con la historia del detective. Esta nueva entrega, junto a sus dos antecesores conforman un todo donde el tiempo transcurrido entre la escritura de uno u otro es inapreciable y la calidad tanto de la acostumbrada prosa del autor, el trato de sus personajes, la ambientación, etc. es, en el último tramo tan rebosante de cariño y buenas intenciones como las primeras páginas de IMAGINE.

Sobre sus protagonistas, los cuales, quienes hayan leído los libros anteriores no creo que necesiten presentación, se suele decir que en las obras que se componen de varios títulos, estos tienen a sufrir una evolución, que las experiencias y peligros a los que se enfrentan los fortalecen y los preparan para pruebas más exigentes. Tom es de esos personajes, pero a la inversa. Se nos presenta al mismo hombre que hemos conocido en anteriores entregas, capaz de enfrentarse a los peores peligros que la oscura Valencia ideada por Álamo es capaz de escupir, que no duda en soltar un mal chiste cuando las circunstancias no pueden presentarse peores, y que considera la segunda oportunidad que la vida le ha dado una constante prueba de resistencia y determinación, pero no es él mismo. Y todo esto lo mantiene, pero también tenemos a un personaje que está viendo el final de un camino que nunca ha querido recorrer, que tiene miedo a enfrentarse a lo inevitable. Las grietas ya son visibles en una coraza aparentemente indestructible. ¿Acaso no hay mejor ejemplo que la reiteración de Tom de recordarse a si mismo que "Los zetas no podemos llorar"?.

ALL YOU NEED IS LOVE es quizá la novela que más se centra en el destino de Tom. Si, hay un psicópata suelto con predilección por prenderle fuego a sus victimas que tiene a toda la ciudad patas arriba, pero realmente la parte "policíaca" de la trama queda relegada a un plano secundario, al contrario que la acción, pues esta entrega rebosa de ella. La búsqueda de la identidad de este nuevo asesino será una constante, pero más constante será la exposición de los vínculos que unen al investigador con su destino, incluidas las pocas personas a las que aprecia o han supuesto un paso decisivo en su vida. Aflorará entonces el lado más sentimental del protagonista, lo cual lo dejará mas vulnerable que nunca ante los acontecimientos que suceden a su alrededor. Como comentábamos unas pocas lineas más arriba, tenemos el retrato de un Tom perdido, que da palos de ciego, que duda sobre todo y sobre todos e ignora qué camino es el correcto, tanto para el como para los demás. De este modo, el drama adquiere una importancia especial y la intriga en la que se centrará el lector será más por lo que le va a pasar a Stone que por el peligro que acecha. sentimiento que se verá acrecentado desde el impactante pero en el fondo previsible comienzo.

No van a faltar nuevas crónicas que completarán el cuadro que Álamo nos presenta en su presente alternativo al que ya no solo nos hemos acostumbrado, sino que le hemos cogido cierto morboso cariño. Nuevos relatos e historias que se alternarán entre los capítulos y que ayudarán a cerrar círculos y abrir otros nuevos. Historias del FR que además podremos seguir disfrutando a través de relatos incluidos en la revista digital Fiat Lux.

¿Pegas? desgraciadamente si, y no solo la peor de todas, y es que estamos ante el último titulo de una de las mejores series de literatura Z que ha dado este país, por su originalidad, por su cruda belleza literaria, sus personajes y los sentimientos que nos dejan sus recuerdos.

Por un lado (y que conste que hablo de la edición en papel) la maquetación de la novela es un completo desastre. Los diálogos se mezclan constantemente dificultando saber quién habla en un momento dado, las frases se cortan de golpe y continúan en la siguiente línea. Estoy convencido de que este problema es debido al paso directo de la edición digital al formato físico, algo que espero pueda tener solución en futuras ediciones.
El otro problema, y este ya es personal mío, es que hecho en falta la armonía que prometía artísticamente las portadas de las dos primeras entregas creadas por Colucci. Si, las de Expósito están bien, pero la sensación que produce el casi minimalismo que creó el portadista uruguayo me parece insuperable.

ALL YOU NEED IS LOVE es la lección perfecta de como acabar una saga, de como escribir una novela de zombis que no cae en los tópicos, de como crear un personaje inolvidable del cual es inevitable despedirse con una triste sonrisa y una tímida lagrima. Lo que ha hecho TOM Z. STONE y, en definitiva, J. E. Álamo es una lección de como escribir buenas historias. De las inolvidables. De las que uno disfruta retomando cada cierto tiempo.

De las Imprescindibles.

Hasta siempre, Tom.

martes, 16 de agosto de 2016

Reseña: TOM Z. STONE. IMAGINE / LET IT BE de J. E. Alamo

Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

TOM Z. STONE. IMAGINE / LET IT BE de J. E. Alamo

IMAGINE.

Tom Z. Stone es un investigador privado al que una espectacular mujer contrata para que solucione un turbio asunto de chantaje. Stone ha de enfrentarse a criminales, asesinos, chantajistas y al mismísimo marido de su clienta, uno de los delincuentes más peligrosos de la ciudad. Pero el investigador es un tipo duro y con experiencia, tan eficaz como hay que serlo en un mundo que acaba de sufrir un cambio brutal: el llamado FR, el día que los muertos volvieron a caminar… Y Stone es uno de ellos.


LET IT BE.

El nuevo caso que cae en manos de Tom, un padre que busca a su hijo, le enfrenta a BMV, un criminal peligroso del que se sabe poco excepto que controla con mano de hierro uno de los barrios más peligrosos de la ciudad. En juego está el mercado de una nueva droga: la "Lázaro", cuyos efectos secundarios son devastadores. Y mientras Tom se enfrasca en este nuevo caso, también lucha por no ser una víctima de la Ley del Decaimiento, la que dicta que todos los que volvieron de la muerte tienen como mucho, un plazo de vida de cuatro años.






Hubo un tiempo en que la literatura Z, tras el auge que en nuestro país antecedieron obras como APOCALIPSIS Z de Manel Loureiro o la importación de la internacional GUERRA MUNDIAL Z de Max Brooks, era criticada duramente por las masas (incluidos los que se autodenominaban lectores de terror de toda la vida, signifique lo que signifique eso), tildándola de género oportunista, moda pasajera o literatura de consumo sin un ápice de calidad. Sin embargo, es en la actualidad cuando empieza a verse cierta aprobación hacia un género que ha ido cuesta abajo, sin frenos y cubierto por la inmensa bola de fuego que supone la falta de originalidad y motivación. Y yo, acurrucado y hecho un ovillo, siento que vivo en el mundo al revés...

Porque si, porque ese género que tanto defendía, que tantas alegrías me ha dado y que incluso inexplicablemente me han llevado a convertirme en un referente de opinión sobre las historias de muertos vivientes escritas en nuestro país (y no lo digo yo, lo dicen los demás), está, digan lo que digan y valga la redundancia, más muerto que nunca. Muerto, que no olvidado. Las historias de zombis siguen apareciendo, pero ello no quiere decir que a ellas le acompañen el buen hacer y el talento. Los escritores, generalmente noveles en el mundo de la escritura han visto en la figura del muerto viviente un recurso fácil para escribir libros que más tarde serán publicados en páginas como Amazon en formato electrónico a céntimo cada 100 palabras, obras que si no suponen un descarado plagio de novelas ya existentes, no se alejan de un estereotipo de historias que sitúan al superviviente o grupo de supervivientes vagando por una tierra desolada esquivando zombis y encerrándose en centro comerciales, SIEMPRE hay un centro comercial. Y esperad, que aún los hay que se creen que al escribir la obra en formato diario se creen lo más novedoso que a dado la tierra cervantina.

Lo peor de todo es que este afán de copiar y pegar historias sin apenas añadidos que las diferencien son las que tristemente están captando el interés de los lectores. Lectores que descubren ahora un género cuya capacidad de adaptación, diversidad y mutación desconocen, porque ese momento, esa época dorada del género ya ha pasado. Si, hubo un tiempo en que leer una novela de zombis (y reconozco que ahí Dolmen se llevaba la palma, aunque ahora lo único que se llevan son collejas) era una autentica aventura. Nunca sabías lo que te podías encontrar, ya que los autores veían en la figura del zombi un ser moldeable, capaz de vestir multitud de disfraces y moverse por cualquier decorado. Así surgieron obras de lo más memorables, novelas que fueron llevados a la gran pantalla, figuras míticas de la literatura universal que de repente se veían rodeados de gente putrefacta ansiosos de devorar su carne, novelas de zombis sin zombis altamente recomendables... y por supuesto, Tom.

En el año 2011, mientras Brian Keene volvía a nuestro país por partida doble con su peculiar apocalipsis, David Mateo nos mostraba una plaga que extinguía al género masculino de la raza humana, que el eterno dúo Cuesta/ Rubio nos traían de vuelta a los orígenes haitíanos del zombi y muchos conocíamos por primera vez la isla de Simetría de manos de Darío Vilas,.. mientras ocurría todo esto y mucho más, J. E. Álamo, conocido ya por unos pocos por publicaciones como EL ENVIADO o PENITENCIA, irrumpió en la escena como quien entra en un bar con una apisonadora y lo aparca junto a la tragaperras, pidió atención al publico y nos lanzó a la cara un libro que costaría pasar por alto y, más tarde una vez leído, olvidar: TOM Z. STONE.

No era la primera vez que leía una novela con tintes de novela negra en un trasfondo lleno de zombis, pero nunca había leído una en que el investigador era uno de ellos, aunque este era solo uno de los aspectos que llamaban la atención de la obra de Álamo. Contemplar el conjunto que forman las dos entregas de TOM Z. STONE (la primera tardíamente llamada IMAGINE y su secuela LET IT BE) es como observar el mecanismo de un reloj abierto, ver como cada rueda dentada, engranaje y palanca funcionan a la perfección para ofrecer un mecanismo perfecto donde cada pieza importa, y sin una sola de ellas, todo se iría al garete.

Y si la historia escrita por el escritor galés residente en Valencia es una obra de arte de la ingeniería, su protagonista principal, Thomas Z. Stone no se queda corto. El primer contacto con el investigador privado deja claro cual es su perfil: Arrogante, malhablado, bebedor, fumador, se pasa las normas por donde hace bulto el bañador, ¿Claro estereotipo de detective de novela negra? No, por una sencilla razón, y es que Tom no podía ser de otra forma, y es capaz de coger todos esos clichés de detective de despacho mugriento con una placa de metal con su nombre medio borrado en la puerta y hacerlos suyos y genuinamente propios. Tom es un personaje ficticio si, pero su carácter, el mimo con el que ha sido pulido cada uno de sus detalles, su humanidad y cómo se nos muestra una figura tan viva, aunque no le lata el corazón lo llevan a un punto que sobrepasa el estatus de protagonista y lo convierten en icono de la literatura Z, un género que pocas veces se ha destacado por la profundidad de sus protagonistas, muchos destacables pero tristemente sacrificados por el trasfondo y un afán de llenar sus vidas de peligros por parte del autor que termina comiéndoselos y no pudiendo llegar a esa cima que en su momento se habían planteado. El caso de TOM Z. STONE es distinto. Porque en esta ocasión su creador no ha querido meterle sentimientos e ideas con calzador, sino que da la impresión de que ha sido el mismísimo escritor quien ha querido verse reflejado en cada frase y gesto del protagonista, lo que ayuda a acercar la ficción al lector y dotarlo de un velo de realidad que le hace reír sus chistes, preocuparse con él, sudar, cabrearse, dudar junto a Tom.

El resto del reparto no se queda atrás. El comisario Garrido, Espinosa el sanguinario, un casting femenino dominado por Mati, Eva o Lola donde predomina el fuerte carácter y espíritu luchador de estas... Todos y cada uno de ellos desempeñan un papel fundamental en la trama y sus interacciones (entre ellos y lo que les rodea) convierten al entorno de su alrededor en algo entre lo caricaturesco y lo simbólico, una puesta en escena que pudiera recordar en ocasiones a las historietas que en los años 30 protagonizaba el famoso Dick Tracy, aunque en este caso con el sentido del humor de John McClane y el gusto por echar humo de Colombo. Uno lee IMAGINE casi imaginándose a sus personajes dibujados en lugar de personalizados por actores, con rasgos exagerados pero bien definidos e inolvidables que hacen que incluso le cojas cariño a alimañas como Rata y Armario. Esta sensación se verá acrecentada en LET IT BE, con la presentación de nuevos personajes, destacando tanto el aspecto exterior como interior de BMV, un autentico homenaje a los villanos a los que se enfrentaba el detective de gabardina amarilla.

Para narrar las desventuras de Stone, Álamo además ha creado un mundo alternativo con un trasfondo cuidado, absorbente y enigmático. Último aspecto este que ira alimentándose gracias a relatos que, a modo de entrevistas, recortes de periódicos o crónicas que iremos encontrando entre capítulo y capítulo nos irán desvelando nuevos detalles acerca del FR y los conocidos como Días del Olvido, cuando los muertos volvieron a caminar sobre la tierra.

Ha quedado claro que Álamo debe tenerle gran cariño a sus personajes si el reflejo de estos en las páginas de ambas novelas es tan destacado, pero no os engañéis, esto no quiere decir que vayan a tener las cosas fáciles. Las novelas están ambientadas en una actualidad que parece haberse quedado estancada varias décadas atrás, son pequeños y grandes detalles (y algún que otro gazapo encontrado en una relectura) que el lector irá captando y familiarizándose con ellos, creando en última estancia un escenario rico en matices, peligroso y familiar a la vez que te traslada a otra época pero que, a fin de cuentas no se diferencia demasiado de la actual.

IMAGINE y LET IT BE son dos libros distintos pero que bien podrían no estar separados por un FIN, sino por una sola página que aunara ambas historias. Álamo mantiene en ambos títulos un estilo que se ha ganado como propio (Aunque no faltaron sorpresas en su cambio de registro con su novela LADO EXTRAÑO), implacable, pegadizo como el estribillo de una canción de rock, manteniendo el nivel justo de previsibilidad, intriga y altas dosis de humor del más gamberro, ingredientes todos ellos que hacen que al mezclarse en un solo plato, el producto resultante tenga un agradable olor a tabaco, pólvora y laca de uñas... bueno si, también ciertos matices a carne podrida.

La saga TOM Z. STONE ha terminado siendo una de las mejores bazas de la editorial Dolmen en su conocida Línea Z, pero a su vez también fue uno de sus mayores errores.

Una de las mejores porque el dúo de obras se ha ganado con méritos propios ser una de las mejores opciones dentro del ya saturado mercado nacional de la literatura zombi, no solo recomendable a los amantes de los muertos vivientes, sino para los que disfrutan de la novela negra y las historias policíacas. Premios como el Torno negro a la mejor novela negra del 2012 o el Pandemia a la mejor novela de zombis así lo corroboran.

Un error fatal porque incomprensiblemente, tras más de tres años de espera, un extraño silencio invadía la estancia cuando a la editorial se le preguntaba por la tercera parte de las aventuras de Tom. Parece que sus editores prefieren publicar mas novelas que narren las aburridas e insípidas historias de siempre, guías de mal gusto acerca de la participación materna en un enfrentamiento con zombis e incluso fantasía (¡¿Como?!, ¡Pero si rechazaron mi manuscrito porque decían que solo publicaban terror!) ...

... Mientras tanto, ALL YOU NEED IS LOVE estaba cada vez más lejos de ser una realidad... (Continuará en la próxima reseña)


martes, 9 de agosto de 2016

Reseña: HERE´S JOHNNY! LAS PESADILLAS DE STEPHEN KING VOL.I de Tony Jimenez.



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

HERE´S JOHNNY! LAS PESADILLAS DE STEPHEN KING VOL.I de Tony Jimenez.


Durante décadas, y de forma tan prolífica como incansable, Stephen King se ha dispuesto a aterrorizarnos con vampiros, fantasmas, asesinos en serie, hoteles encantados, coches psicópatas, payasos monstruosos, hombres lobo, muertos vivientes, animales rabiosos y abominaciones de otras dimensiones. Es hora de detenernos en la oscura maquinaria que da vida a sus aterradoras creaciones. Es el momento de sumergirnos en las pesadillas de Stephen King. 
Tony Jiménez (Tormenta Sangrienta, Actos de Venganza) nos presenta el más completo ensayo acerca de la figura del escritor de Maine, acercándonos en este primer volumen a sus vivencias personales; desde el nacimiento del autor hasta la etapa más moderna de su obra, sin olvidar capítulos tan transcendentales como la creación de los primeros trabajos literarios, la relación amorosa con Tabitha Spruce, los duros comienzos como escritor, la creación de Richard Bachman, los coqueteos con peligrosas adicciones y el reconocimiento mundial de su talento. Además, de manera pormenorizada y minuciosa, se analizan las novelas y antologías de King de la década de los 70 y 80, incluyendo las adaptaciones cinematográficas y televisivas realizadas hasta la fecha, sin escatimar en curiosidades, datos interesantes, guiños, referencias e impacto en la cultura contemporánea.

Toda afición tiene su origen, podríamos llamarlo un detonante, ese cable rojo que cortamos y algo nos estalla en la cara, cambiando nuestra manera de ver las cosas, de sentirlas y experimentarlas. El campo de la lectura no es distinto de los demás.

Oh, si. Los hay muy cultos y eruditos, lectores que afirman que sus primeras experiencias con la literatura de terror fueron con relatos firmados por Edgar Allan Poe, Howard Phillips Lovecraft o Guy de Maupassant, y seguro que lo hacen agitando su copa de coñac, sentados en su sofá favorito al calor de la chimenea. Esos mismos que te miran como si observaran a un perrito apaleado cuando dices, todo orgullo, que el autor que te descubrió las novelas de miedo nació cerca de los años 50. Lectores de terror de nueva generación es lo más suave que te suelen llamar estos "iluminados". Poser o aficionado lo más común.

Yo, sin embargo estoy orgullosísimo de mis comienzos en la literatura de terror, e incluso recuerdo cual fue la primera escena aterradora que leí (tras, obviamente declararme fan del terror en su formato cinematográfico, los libros los descubrí de manera más tardía), en ella un pequeño animal adornaba de manera macabra y sangrienta una señal de trafico. Muchos reconocerán en esta secuencia el comienzo de la novela DESESPERACIÓN de Stephen King, el autor con el que me inicié en el terror escrito y uno de los principales causantes junto a Terry Pratchett o Tolkien de que los libros se convirtieran poco a poco y sin remedio en una pequeña adicción.

Sobre Stephen King se ha creado todo un universo de opiniones. Algunos dicen que con la evolución de sus últimas obras están descubriendo a un escritor más maduro, centrado y versátil. Otros aseguran que ya no es lo que era, que debería volver a sus orígenes y seguir escribiendo terror sobrenatural. sobre esto último me imagino al señor King reescribiendo palabra a palabra EL MISTERIO DE SALEM´S LOT y poniendo una dedicatoria que dijera algo así como "Para ti lector, que me pedías una vuelta a mis orígenes. Ahora déjame en paz."
Sea como sea, lo que es indudable es que el escritor de Maine se ha convertido en un icono, no solo de la literatura de un género concreto, sino de concepto general. Raro, por no decir imposible es encontrar a alguien que tenga entre sus costumbres la lectura y no reconocer el nombre de Stephen King, e incluso sin necesidad de haber tocado un libro en la vida, puesto que las docenas de adaptaciones de sus obras al celuloide son en ocasiones tanto o más conocidas que el libro que les dio origen.
Sus historias, así como sus personajes se han convertido con el paso del tiempo en iconos culturales reconocidos mundialmente. Christine, Cujo o Pennywise siguen a día de hoy aterrorizando a mucha gente mientras sus imágenes decoran los elementos a cada cual más inverosímiles. Es lógico que con un currículum así existan numerosos ensayos en torno a la figura del escritor, o donde este sea una figura esencial para hablar de la actualidad del terror. Una asignatura que nuestro país tenía pendiente... hasta ahora.

Si hubiera sabido antes que alguien estaba preparando un ensayo sobre el maestro del terror, Tony Jiménez sin duda hubiera encabezado la lista de posibles autores. El novelista que nos ha traído obras tan gratificantes como CINCO TUMBAS SIN LÁPIDA, TORMENTA SANGRIENTA o más recientemente EL QUE SE ESCONDE, denota en su obra un cariño importante por King, lo que viene reflejado en multitud de detalles y una clara influencia que el escritor de Maine ha plasmado en la mente del malagueño. Ahora ha decidido que es el momento de atarse el pañuelo a la cabeza y homenajear a una de las figuras más representativas del género, no ya con unos cuantos guiños como nos tiene acostumbrados, sino con un repaso de la vida y obra de Stephen King.

HERE´S JOHNNY! LAS PESADILLAS DE STEPHEN KING es la primera experiencia como ensayista de Tony Jimenez, un libro donde he encontrado lo que buscaba, pero al mismo tiempo no es lo que esperaba...

Estamos ante el primer volumen de dos (Aunque el autor amenaza con incluso tres) en el que recorreremos la extensa carrera literaria de King, lo que incluye novelas, relatos, colaboraciones y por supuesto adaptaciones cinematográficas. Hay que admitir que lo primero que sorprende es la corta extensión de la introducción del mismo antes de meternos en materia, algo comprensible y explicado por Tony, el cual remite a cualquiera que quiera ahondar en la vida del autor a su autobiografía MIENTRAS ESCRIBO. Aun así, no faltan menciones de alguno de los episodios más conocidos de su vida, como sus flirteos con la bebida y las drogas o el brutal accidente que casi le cuesta la vida. Situaciones que, como bien dice el escritor de este libro, no solo marcaron la vida del rey del terror, sino que tendría su reflejo en sus obras. Sí que se da importancia a la figura de Richard Bachman y su "nexo" con Stephen King, protagonizando incluso un prólogo muy emotivo que supone quizá el lado más personal e imaginativo de la obra.

Y así llegamos a la columna vertebral de la lectura, el análisis exhaustivo libro a libro de toda la carrera de Stephen King (en este tomo hasta 1989), pero solo en apariencia, ya que a partir de este punto HERE´S JOHNNY! se convierte en una carta de amor, elogiando las virtudes, talento y habilidades del escritor, lo que viene siendo TODO lo que le rodea. La carencia de objetividad es tal que Tony se permite incluso criticar a quienes no han dedicado buenas palabras en algún momento a un trabajo de King, dando la sensación de que la totalidad de la obra escrita por él no es buena, sino excelente, y si considera flojo algún relato o aspecto de una novela, le falta tiempo para buscarse una excusa que le exculpe. Vamos, un poco más y unos puede terminar pensando que alguien le ha querido dejar en la cabeza la idea de que los excesos con la bebida fue lo mejor que podría pasarle al autor de IT.

Si, por supuesto que el análisis de su obra resulta interesante relatado por Tony e incluso por momentos reveladora cuando, como comentaba anteriormente, se relacionan elementos y tramas de las novelas con las emociones y/o vivencias del escritor mientras escribía las correspondientes historias. Tampoco se olvida de añadir curiosidades surgidas de las ediciones de los libros, relaciones argumentales entre ellos y, como no podía faltar, numerosos datos sobre las versiones cinematográficas de las obras que la posean. Para este último aspecto, al menos a mi parecer se ha tomado más extensión de la que en un principio merecía, teniendo en cuenta que muchos lectores buscarán casi exclusivamente información acerca del panorama literario y se darán de bruces con reseñas de películas que a veces exceden en extensión lo dedicado a la novela (Halagos incluidos. Si, incluso a La Rebelión de las Maquinas, por mucho que cueste creerlo).

HERE´S JOHNNY apenas dirá nada ni descubrirá gran cosa a un lector constante de Stephen King que ya esté de vuelta y media de lo que ha sido capaz de sacar a la luz la mente del celebre juntaletras, como mucho, encontrará un grato homenaje a la figura de su escritor favorito y ¿Por qué no? una excusa para releer clásicos que aún pueden esconder detalles que anteriormente pasaron por alto y Tony se encarga de descubrirnos aquí.
Sin embargo, no dudaría en recomendar este libro a todo aquel que pese a haber leído alguna obra de King, siente que no ha hecho más que contemplar la punta del iceberg y ansía saber más. Así, Tony Jiménez ha creado una perfecta guía que si cuyo objetivo era hacer que el público se sienta atraído y con ganas de aventurarse en libros que de algún otro modo no captarían su atención, sinceramente lo ha conseguido. Eso si, advertidos quedáis de que algún spoiler importante puede destrozarte más de una sorpresa, ya que en ocasiones se habla de una novela (o película) dando por hecho que todo el mundo conoce de una u otra manera, o al menos así lo he sentido yo.

Ayuda a la lectura una narración cercana, muy fácil de digerir y que apenas cae en la monotonía. No creáis, en un ensayo esto es un logro. Pero también encuentro un par de fallos a la hora de desarrollar los argumentos que Tony nos traslada con su obra, uno comprensible y totalmente perdonable, el otro no tanto.
El primero trata de las escasas maneras que tiene el autor a referirse a King en el ensayo, limitándose a "Stephen King", "el Rey" y "El de Maine", llegando este último a resultar exasperante debido a su excesiva repetición. Lo dicho, totalmente comprensible cuando se esta escribiendo una obra dedicada a una persona. Yo mismo me las estoy viendo y deseando para no caer en lo mismo, sin éxito.
Lo segundo  es la manía que tiene el autor a llevarnos adelante y atrás en sus análisis. Expresiones como "como ya vimos anteriormente" y "como veremos en el siguiente volumen" llegan a confundir al lector. dejándole con un sabor agridulce en el paladar y la idea de que ha leído algo a medio hacer. Si, desde el comienzo, ¡Que coño!, desde el título se nos avisa que este es el primer volumen de la obra. Lo que no hace falta es que nos lo recuerden cada dos o tres páginas, dejándonos incluso con la incógnita de una anécdota a medio contar porque "lo sabremos en el próximo volumen".

Concluyendo, a mi me encanta Stephen King. Comencé a leer terror gracias a él y sin embargo aun no me he atrevido (No por miedo, sino por otros motivos) a enfrentarme a novelas suyas tan emblemáticas como CUJO, IT, CEMENTERIO VIVIENTE o CHRISTINE. Tony Jiménez y su HERE´S JOHNNY! han acrecentado esas ganas como pocas cosas podrían hacerlo. Y si conmigo lo ha conseguido ¿Por qué no va a hacerlo con el resto?. ¿Funciona entonces de guía para un nuevo lector de King? Si. ¿Funciona como homenaje a una vida llena de novelas memorables? Por supuesto, aunque a veces de manera demasiado subjetiva, lo que resta cierta profesionalidad al tratado. El malagueño no tiene ya nada que demostrar para ser considerado un novelista magnífico, y siendo este su primer ensayo, no tengo apenas pegas salvo las comentadas (lo se, no son pocas), por eso repito, he encontrado lo que buscaba, pero quizá me lo esperaba de otro modo.

martes, 2 de agosto de 2016

Reseña: LA FUENTE DE LAS TINIEBLAS de Aitor Solar



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

LA FUENTE DE LAS TINIEBLAS de Aitor Solar.

El terror de los Mitos de Cthulhu parece muy lejano cuando se contempla desde la monótona existencia de las modernas ciudades satélite, sin personalidad ni historia. Aquellas leyendas rememoran aldeas aisladas, antiguas ruinas, bosques vírgenes nunca hollados por el hombre...

Pero tal vez en esas mismas ciudades dormitorio, bajo la vacuidad de la vida cotidiana, subyazcan latentes inmemoriales horrores para los que la era actual no es más que un parpadeo. En urbanizaciones endogámicas, en centros comerciales deshumanizados, en los retazos de naturaleza que aún perviven y recuerdan las antiguas tradiciones, quizá descubras que a pesar de la masificación urbana y la tecnología moderna, puedes estar tan aislado e indefenso como hace mil años. Pero será demasiado tarde. 

La Fuente de las Tinieblas reúne quince relatos de los Mitos de Cthulhu emplazados en entornos suburbanos modernos, en una población indefinida que podría estar junto a cualquier gran ciudad, que podría quedar muy cerca de tu casa. Aquí no hay héroes, ni caserones encantados ni bibliotecas mohosas, sólo el terror del cemento y el asfalto. Y el otro

Es de sobra conocido por todos los lectores aficionados a la literatura de terror el hecho de que a lo largo del presente siglo, la obra de Howard Phillips Lovecraft (sobre todo la perteneciente al ciclo de los Mitos de Cthulhu) ha supuesto uno de los mayores referentes en las novelas de este género, y su influencia es tal que muchas obras que hoy consideramos clásicos y muchos escritores a los que ahora llamamos maestros  no existirían o no habrían encontrado esa fuente de inspiración que el terror cósmico, acunado por el escritor de Providence, o su particular visión del horror sin nombre ni forma, que hasta día de hoy han impregnado las obras tanto de recién llegados como de lideres indiscutibles del miedo escrito.

Aunque esta vez hablar de la proliferación de una influencia en la actualidad adquiere nuevos y extremos matices puesto que, y ya no creo que sea solo cosa mía, la temática lovecraftiana esta acercándose estos últimos años a un nivel de abundancia que ya roza la moda. No falta ya gente que encuentra referencias del tema en casi cualquier cosa, que es ver un tentáculo o algún ser de forma poco definida y se les llena la boca de lovecrafts, "chulus" y necronomicones...

Novelas independientes plagadas de personajes sacados directamente de la mitología creada por Lovecraft, el horror de otros mundos como herramienta esencial para crear historias, pastiches literarios e incluso novelas donde el escritor de Providence es el protagonista, sin olvidarnos de una larga lista de antologías de relatos donde los primigenios son la norma y la locura desatada por el mal el camino, nuevos puntos de vista, nuevas historias sobre R´lyeh, el Rey de Amarillo o mansiones donde el mal se oculta, y por supuesto, nadie cierra el grifo de las reediciones de la obra clásica del conocido autor, regalándonos, acunados por diversas editoriales, nuevos formatos para historias inmortales que han dado, no solo para seguir creando relatos escritos, sino escenificados en forma de películas, series (como la anunciada inspirada en la recientemente reseñada CARTER & LOVECRAFT), videojuegos, y por supuesto creando un mundo donde cualquiera puede ser partícipe en la acción, no solo por medio de los actual moda de survivals masivos, sino en los tradicionales juegos de rol de tablero.

Fue en este último campo en el que la editorial Edge adquiere buena parte del protagonismo, siendo la responsable de traer a las mesas de jugadores ávidos de nuevas experiencias el juego de rol, LA LLAMADA DE CTHULHU, cuyas aventuras y retos irían ampliándose progresivamente con multitud de extensiones e incluso juegos de mesa donde destacan ARKHAM HORROR o ELDRITCH HORROR.
Como es evidente, este tipo de lanzamientos no solo atrajo a un publico con ciertos conocimientos acerca de las obras literarias en las que estaban inspirados personajes, escenarios, historias y monstruos, sino que captó la atención de muchísimos jugadores que se vieron absorbidos por la atmósfera oscura de locura y los terrores tentaculares totalmente nuevas para ellos surgidos de la mente de H.P. Lovecraft. Un descubrimiento por parte de nuevos lectores que no pasó desapercibida a la editorial, por lo que no tardó en crear una serie de antologías llenas de relatos escritos por autores patrios que homenajeaban la obra del de Providence, ampliaba el trasfondo de los juegos de rol y animaban a sus jugadores a acercarse a la obra original. Así, LOS NUEVOS MITOS DE CTHULHU, LAS MIL CARAS DE NYARLATHOTEP y DONDE RESIDE EL HORROR llenan páginas firmadas por autores patrios de renombre, ademas de llevarse algún que otro premio por alguno de sus relatos.

Ahora, siguiendo la estela de estas obras y llevando la mitología lovecraftiana un poco más allá, Edge nos trae una nueva antología, esta vez firmada por un solo autor, Aitor Solar, que nos da la bienvenida a Fontenebra en LA FUENTE DE LAS TINIEBLAS.

No es la primera vez que la tierra de la piel de toro se convierte en el escenario de pesadillas cósmicas. Recordemos que no hace mucho la editorial Kelonia editaba MITOS DE FUENLABRADA, antología correctísima donde varios autores trasladaban la acción a la famosa localidad madrileña.

En esta ocasión, Aitor Solar crea un pueblo imaginario pero de claras connotaciones hispanas, y será a través de 15 relatos muy levemente conectados entre sí con los que irá diseccionando tanto el escenario como a los habitantes que en él se mueven. Por si fuera poco, los relatos están ambientados en la actualidad, donde costumbre, actitud y tecnología entre otros factores se alejan mucho de los lejanos años veinte en los que estamos acostumbrados a ver ambientadas estas insanas relaciones entre el ser humano y las criaturas primigenias. Este detalle a la hora de la verdad no adquiere demasiada relevancia, ya que realmente ninguno de los relatos sería inviable si le aplicáramos uno o dos cambios que trasladasen la acción a otra época.

Así pues, teniendo en cuenta la actual abundancia de relatos y colecciones de historias inspiradas en Lovecraft, ¿Realmente esta FUENTE DE LAS TINIEBLAS tiene lo necesario para destacar por encima de otros títulos?

Como primera obra que leo del autor, descubro en la figura de Aitor Solar a un excelente escritor pero un contador de historias que a veces cae en lo regular. Ésto es debido a que aunque las historias que cuenta el escritor son nuevas, la base, el contexto principal de muchas de ellas esta tomado directamente de los relatos de Lovecraft, vamos, que el autor ya tenía la mitad del trabajo hecho y solo tenía que situarlo en un nuevo escenario y usarlo para que sus protagonistas cuenten de nuevo, añadiendo algún que otro matiz de cosecha propia, su historia. Es el caso de relatos como LA VOZ DE LA RAZÓN, EL LIENZO DE PICKMAN o EL ANTIGUO SIMBOLO, alcanzando su cenit en CUENTACUENTOS, sin dejar por ello de ser una agradable lectura.
Con esto no estoy diciendo que estemos ante una falta grave de originalidad, solo que entre la gran variedad de lectores del escritor de Providence, los hay que buscan algo más, no que se vuelva a hablar de Cthulhu, Azathoth o los profundos, sino quizá un mito nuevo, la visión de un mundo oculto inspirado por Lovecraft, pero solo en su forma de narrarlo, no en las imágenes. A la mente me viene por ejemplo Laird Barron (EL RITO).
Aunque hay que reconocer que no faltan relatos que sí optan por una interpretación de la obra original más ligera para dar píe a historias que suman originalidad propia como en LA SOMBRA BAJO DIÓGENES, LAS ERRATAS EN LAS PAREDES (con una ambientación muy en la linea de ciertas colinas silenciosas famosas en el mundo de los videojuegos) o LINEA NIGRA.

No obstante, hay dos cosas que vamos a encontrar en gran abundancia en las páginas de LA FUENTE DE LAS TINIEBLAS.

En primer lugar, variedad. Y no solo me refiero a la amplitud de argumentos, personajes, criaturas extrañas y maneras de morir que pueden dar de sí sus 15 historias, sino también a los cambios de registro y los métodos que tiene el autor de relatar dichas historias, ya sea de manera tradicional, en una sencilla conversación entre dos personas o una entrevista, un diario... en primera o tercera persona, pero siempre dotando a sus personajes de caracteres fuertes y bien diferenciados, tonos serios o casi desesperados, tocando en ocasiones incluso lo cómico como ocurre en EL HERROR DE DUNWICH y, mención aparte merece esto, un descaradísimo intento (no malo, pero absolutamente delator) de hacer una "Buesada", es decir, emular de algún modo el estilo crudo, directo como un puñetazo, a veces deliciosamente insultante que Emilio Bueso impregnó en obras como ESTA NOCHE ARDERÁ EL CIELO o más apropiadamente EXTRAÑOS EONES. Es el caso del cuento DE ANTENAS Y CABRONES, un brillante ejercicio imaginativo creando atmósferas enigmáticas solo empañado su personalidad por el descarado homenaje. Pero ¡Eh! que igual todo son imaginaciones mías. Que cada uno juzgue como vea adecuado.

El otro elemento que vamos a encontrar casi constantemente viene representado por un monstruo más familiar que los seres de nombres impronunciables de otros mundos o dimensiones: La realidad.
Los relatos de LA FUENTE DE LAS TINIEBLAS están a menudo cubiertos de un velo de cotidianidad , de situaciones familiares que aproximan el horror narrado al lector, de temas sociales de actualidad que a menudo desembocan en mordaz crítica. Hay de todo, desde temas sociopolíticos como el racismo (EL CUCLILLO DE LOS PÁJAROS DALTÓNICOS), el medioambiente y las cada vez más comunes falsas luchas en su nombre (EN VÍAS DE EXTINCIÓN), los desahucios, los ríos de tinta que ha hecho correr el tema de los robos de bebés en hospitales, e incluso la simple convivencia vecinal que disfrutamos o sufrimos todos nosotros son temas que tienen un siniestro y peculiar reflejo aquí. Temas cotidianos, que no pasan desapercibidos y son conocidos por todos construyen los cimientos en los que Aitor irá construyendo historias llenas de justas dosis de terror e intriga y que, pese a que la mayor parte de la acción y clímax emergente se encuentra casi siempre en los últimos tramos de cada relato, su lectura no aburre, sino que se apoya en personajes bien trabajados, sólidos y de personalidades peculiares que ayudan al lector a sentirse a gusto en cada párrafo...

... aunque a veces resulte demasiado descarada la manera en la que casi todo el mundo en Fontenebra parezca un autentico erudito en la obra de Lovecraft, los dioses antiguos y las razas extintas. A veces estos detalles terminan engendrando un Deus Ex Machina con demasiada libertad y el relato se ve, de algún modo condicionado por ello, haciéndole perder interés en la intriga generada.

Con sus pros y sus contras, LA FUENTE DE LAS TINIEBLAS es, como decía al principio, el descubrimiento de un escritor con verdadero talento, quizá que necesite explorar más los límites de su imaginación para contarnos historias originales salidas de su propia mente y no la de un maestro del horror, pero que ha creado en esta antología una entretenidísima lectura, muy interesante tanto para seguidores de toda la vida del escritor de Providence como para nuevos e incluso lectores que aun no han tenido la oportunidad de acercarse a uno de los más importantes referentes de la literatura de horror moderna.

Punto a favor ademas para la editorial Edge por el nuevo formato de los libros basados en los Mitos de Cthulhu, pasando de ser unos tomos en rustica de pequeño formato a una elegante tapa dura, adornando el contenido con una secuencia de ilustraciones de lo más curiosa.