lunes, 24 de noviembre de 2014

Reseña: INFECZION de Koldo Garragorri.



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

INFECZION de Koldo Garragorri.

 El Mundo amanece tranquilo, sin más preocupaciones que vivir, absorto en sus problemas, sin saber que, desde hace meses, decisiones tal vez equivocadas de un gobierno lo está poniendo al borde de la devastación.
    La Operación Al-Ghoul está a punto de ponerse en marcha. Una operación que, si bien triunfa al principio, abocará al Mundo hacía una destrucción sin remisión.
    Nuestros protagonistas no se levantarán de la cama y verán un Mundo infectado de maldad. Verán cómo ésta se propaga, poco a poco. Cómo los gobiernos mienten sin tapujos por tratar de ocultar una situación que se les escapa de las manos. Verán a los suyos morir. Verán cómo los encargados de velar por su seguridad huyen en muchos casos. Verán las revueltas en la ciudad, los saqueos, la desesperación de las madres al ver a sus hijos morir. Cómo la gente huye presa del pánico y propaga el Mal por todas las ciudades, por todo el país, por todas las naciones, en una escalada progresiva en la que la maldad más absoluta reinará sin misericordia.
    Los ejércitos lucharán por controlarla. Lucharán en las calles, en los pueblos, en el mar e incluso desde el aire, viendo como sus esfuerzos producen dispares resultados. Heroísmo y cobardía unidos por el mismo uniforme, llevarán a muchos de ellos hasta límites insospechados.
    Esta es la "Crónica de una Infeczión" desde el principio, sin héroes ni situaciones imposibles. Cómo cayó el mundo en pocos días, sin compasión, presa del horror más absoluto, aunque tal vez, con un tenue rayo de esperanza en el horizonte...

Hace escasos días, participando en una charla sobre narrativa zombi, fui consciente de que, dada mi situación es bastante difícil realizar una crítica escrita sobre una novela de muertos vivientes. Tras cerca de 130 novelas sobre dicho género leídas es un gran reto no caer en los temas de siempre. Que si repiten los mismos tópicos, que no es original, que no se adapta a lo que un lector busca, etc.
No salió el momento en dicha charla de abrir el eterno debate de si las novelas de muertos vivientes son nada mas y nada menos que una moda pasajera, o si la literatura zombi esta (toma ironía) muerta. Porque mi opinión es, claramente que, sea o no sea una moda, se va acercando el momento de dejarla reposar, que coja fuerzas ella sola para un futuro resurgimiento con espectaculares títulos que a todos nos pille de sorpresa como la primera vez que leiamos algo realmente interesante sobre muertos que se levantan de sus tumbas para devorar a los vivos...

Mientras tanto, masoca que es uno, seguiré leyendo y comentando sobre mis queridos zombis, como el título que hoy nos llega.

Voy a seros sincero, sobretodo al autor del libro. Desde un principio creía que INFECZION iba a ser carne de cañón para el blog. Un blanco donde descerrajar toda la artillería pesada que tenía reservada para una posible secuela de SPANISH ZOMBIES o EL FUTURO SERÁ MEJOR MAÑANA. Y es que a Koldo le veía como un escritor muy, muy ilusionado, cosa que acepto y entiendo, pero no hasta el punto de convertir mi muro de Facebook en un espacio publicitario donde su portaba acababa casi hasta en el logo de windows de mi ordenador. Y ya sabéis mucho que tanto dar el mismo golpe en la misma cacerola termina cansando.

Pues bien, creo que ha llegado el momento de retractarme, puesto que INFECZION, con sus mas y sus menos en, ante todo una novela de lo mas entretenida.

No estamos ante la reinvención de un género, faltaría mas. Pero creo que mas de una vez he recalcado la importancia que a veces hay que dar al, ya no el que se cuenta, sino el como.
Y en este caso, Koldo, siendo este su debut literario, ha demostrado total facilidad de narrativa, desenvolviéndose de manera admirable a la hora de relatar las historias que componen esta novela.
De todos modos, INFECZION no es una historia de zombis al uso. Aquí no encontraremos su acción centrada en un grupito ínfimo que hace lo que puede por sobrevivir un día mas a las hordas de muertos. Tampoco entraremos en escena cuando la plaga ya ha sido desatada, diezmando a un gran numero de ciudades y territorios. El autor ha preferido ofrecernos el apocalipsis desde el minuto 0, e incluso antes, atando todos los cabos que puedan quedar sueltos al explicarnos cómo es posible que un solo sujeto pueda dejar al mundo entero al borde de la extinción.

Así mismo, estamos ante un libro que funciona tanto como novela como libro de historia, ya  que en muchas ocasiones, aparta la historia de los dos grupos principales de protagonistas, para inundar los capítulos de numerosos movimientos armados y políticos, anécdotas y situaciones que tanto ejércitos y ministerios como civiles tienen que paliar en plena crisis. Sin embargo, pese a lo bien que se desenvuelve Koldo con definiciones armamentísticas y/o estrategias militares, en mi opinión, éstas resultan excesivas. Sobretodo alcanzando la mitad de la novela, en la que prácticamente vemos abandonados a su suerte a los personajes con los que mas "simpatía" compartimos para inundarnos con paginas y paginas de estos movimientos armados y secuencias de carnicerías varias, llegando a haber hasta bloques de mas de 50 paginas en las que no volvemos a saber nada de dichos protagonistas.

Lo que si define INFECZION es su extremada crudeza y apartado visual y moral. Aquí encontraremos pocos héroes que duermen en sabanas con la bandera española bordada y dan su vida por su patria sea cual sea la misión suicida que se les asigne, no. Esta es una historia de seres humanos y de supervivencia, mostrando en muchas ocasiones el lado mas oscuro del hombre, convirtiendo las calles en un "maricón el ultimo" y un sálvese quien pueda donde no importará a quien se llevan por delante. Y con esto me refiero tanto a gente normal como a cuerpos de la ley y el orden. Donde el sacrificio humano por parte ajena esta a la orden del día y donde el lado mas oscuro de la sociedad y sus necesidades sale a la luz.

Porque la crítica social está a la orden del día, predominando en sus primeros capítulos con el tema de las fronteras entre Melilla y marruecos y su tristemente famosa valla uno de los escenarios principales. Así como el resaltar lo absurdo, ruin y miserable que puede llegar a ser los episodios bélicos de este nuestro "querido" país.

¿Y sangre? pide una taza y aquí te ofrecerán un camión cisterna. La violencia y las escenas sangrientas también tienen su papel protagonista en la novela. Ademas, no se si el autor le tiene algún tipo de tirria o fobia a los niños pequeños, pero yo he contado hasta tres escenas donde se detalla el descuartizamiento de algún infante. No, no es una lectura para estómagos sensibles.

Ahora bien. La novela no puede librarse de ciertos aspectos negativos, unos perdonables, otros a solucionar de inmediato.

Como he comentado, se ve que Koldo disfruta describiendo muchas situaciones distintas, muchos escenarios y escenas peliagudas. El problema es que cuando pone el turbo no se acuerda de donde está el pedal del freno, convirtiéndose lo que se supone que era una historia en una recopilación de escenas seleccionadas del fin del mundo (Como la novela Guerra Mundial Z), las cuales, aunque muchas muy interesantes, no dejan de ser demasiadas recopiladas en tan poco espacio, lo que hace perder al lector interés por la historia de los protagonistas principales.
Asimismo, el narrador, pese a estar acertado en su mayor parte, si debería tener en cuenta el uso de vulgarismos y otras palabras que dudo que existan registradas en el diccionario, asi como de cuidarse de dar una opinión propia de una situación o decisión. Estamos leyendo una novela, no un articulo de La Razón. Recordémoslo.
Las especificaciones técnicas y sumarios de armamento militar resultan excesivas. No hace falta que nos nombres los quinientos tipos de misiles de los que dispone la armada española y sus especificaciones técnicas. Con decir que tenemos unos pepinos que hacen mucha pupa resumes 5 paginas en un párrafo.
Es una primera edición. Es autopublicada. sumando esto y lo otro llegamos a la conclusión de siempre: muchas, muchísimas de faltas de ortografía, gramática y maquetación (En la edición de papel, los capítulos empiezan dos paginas después de lo que marca el indice) Y por cierto Koldo, ¿Sabes cuantas veces repites la palabra "cañonazos" en la novela? Yo tampoco, perdí la cuenta...

Finalizando y resumiendo. INFECZION de Koldo Garragorri, no es la formula de la Coca Cola, pero si es una buena alternativa que, si salvamos que la obra fácilmente podría haber sido escrita en la mitad de paginas sin perder interés solo perdiendo aburrimiento ocasional, puede gustar incluso a los mas veteranos en este tipo de géneros y haceros pasar un rato de lo mas entretenido (Y alguna carcajada, hay escenas y salidas del narrador que lo merecen)

Incluyo como postdata una anécdota acerca de la portada, creada por Carolina Bensler, impactante cuanto menos. Viajando en el metro iba leyendo el libro cuando, al alzar la mirada vi que una señora embarazada se sentaba justo en frente mía. Le hicieron falta solo los dos segundos necesarios que se tarde en echarle una ojeada rápida a la portada para levantarse y acabar sentada en la otra punta del vagón. Desde entonces me siento fatal...

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por la disección... al principio me acojonaste.... pero he de decir que estoy muchísimo mas que satisfecho. Por cierto, no tengo nada en contra de los cabronacos de los niños... me caen bien. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. xDDDDD Me mondo con lo de la portada y la mujer embarazada. En serio, llevo riéndome un buen rato imaginándome la escena xD.

    ResponderEliminar
  3. La reacción de la mujer embarazada es un claro ejemplo de como las personas siguen juzgando solo por el exterior.
    Saludos.

    ResponderEliminar