domingo, 1 de febrero de 2015

Reseña: EL RITO de Laird Barron



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

EL RITO de Laird Barron.

En la periferia de nuestra existencia, acechando desde oscuridades más profundas que el Cosmos y que se extienden más allá del círculo de luz de nuestra hoguera y del calor de la conciencia, existen cosas extrañas... magia negra, cultos abyectos, rituales obscenos y entidades abominables que operan al amparo de las sombras. Los Hijos de la Vieja Sanguijuela llevan con nosotros desde tiempos inmemoriales. Y nos aman. 

Donald Miller, geólogo y académico, ha vivido casi toda su afortunada existencia al borde de un abismo, debatiéndose entre una cómoda ignorancia y un secreto enloquecedor. Ahora, al final, todo debe converger. Donald descubrirá los oscuros secretos que se ocultan en los bordes, en los rincones y las grietas de la realidad y de su propia consciencia, desenterrando verdades aterradoras sobre su esposa Michelle, sus mellizos adultos y todo lo que él conoce y en lo que confía. Y es que Donald está a punto de enfrentarse con... El Rito.

Laird Barron es un escritor hasta hace poco prácticamente desconocido en nuestra tierra (Llamadme la atención si me equivoco, pero la primera y única aportación a la literatura que ha llegado a España es a través de la antología ALAS TENEBROSAS: 21 CUENTOS DE HORROR LOVECRAFTIANO, editado por la misma editorial) cuya escritura se dice está influenciada por una infancia dura en la vivió aislado y bajo muy duras condiciones en Alaska. Sea verdad o no, sí es cierto que su estilo literario es una mezcla de distintas vertientes de géneros, desde el terror, la novela negra, el pulp o la ficción extraña (Weird) y, como si se tratara de un consolidado de la cocina fusión, no se corta en mezclar dos o mas de estos géneros para crear historias, las cuales ya se cuentan en mas de medio centenar de colaboraciones en antologías, publicaciones en magazines y dos novelas, cuyo último trabajo EL RITO, nos ha traído recientemente la colección Insomnia de VALDEMAR.

Y si la obra practica la fusión de géneros, la opinión no se aleja mucho de la mezcla de sensaciones y sentimientos, que navegan entre el asombro y el sopor.

EL RITO es una obra de horror cósmico y suspense, que puede considerarse una inspiración y homenaje al maestro lovecraft, pero no solo por la historia que gira en torno a los hijos de la Vieja Sanguijuela, sino que esta admiración por el hombre de Providence destaca también por el estilo literario que maneja Laird Barron, capaz de mezclar el estilo contemporáneo y crudo de novela de terror con un estilo de narración clásico y purista e incluso algún toque cómico.

El problema viene cuando el autor al parecer intenta demostrar todavía mas algo que lleva demostradas desde las primeras paginas, que tiene talento para las letras, y lo hace olvidándose de donde está el freno, pese a ser consciente de que, aunque lo que tenga delante sea una recta que se pierde en el horizonte, tarde o temprano tiene que llegar alguna curva, lo que en las paginas se traduce en capítulos de interminables historias que en muchas ocasiones no llevan a ninguna parte ni son relevantes para el desarrollo de la novela. Puede deberse o no a que Barron se desenvuelva mejor en el relato corto y necesite engordar una historia que en principio se puede contar de forma muchísimo mas breve. O puede simplemente que sus personajes le generen tanto cariño que deba ahondar en ellos hasta casi escribir una biografía completa de sus vidas, cosa que hay que reconocer que es digno de halagar. Me refiero al cuidado en el cincelado de sus personajes, destacando, como no a Don Miller y a Michelle.

Portada original de la novela y para mi gusto, la que tenían que haber mantenido.

EL RITO abre con un primer capitulo simplemente sensacional. Una revisión de un cuento de hadas muy conocido pero contado de una manera sumamente retorcida y para nada apta para niños que quieras que se duerman.
A partir de ahí la narración, la cual salta a distintos planos temporales como 1958, 1980 o la actualidad (aquí 2012), se convierte en una montaña rusa de emociones en la cual pasaras de encogerte de tensión a clavarte palillos en los parpados para no caer desfallecido entra vueltas y vueltas que da la historia. Nos aterrorizaremos con imágenes impactantes que germinan en nuestra mente que generará figuras de lo mas macabras si, pero la espera de la próxima nueva sensación similar a lo largo de la lectura se hará en ocasiones demasiado larga.

Por fin, llegando al ultimo tercio de la novela, el autor se da cuenta que estaba contando un relato de terror y lleva al lector por los derroteros correspondientes, acumulando toda la intriga y el misterio que echamos de menos a lo largo de la vida presente y pasada de Donald Miller y donde elementos que creíamos poco importantes convergen en un ultimo capitulo fantástico que consigue que, pese a haber acumulado sapos y culebras que soltar cuando nos pregunten por nuestra opinión, terminemos rindiéndonos ante la evidencia de que EL RITO es bueno, muy bueno.

No obstante, durante su lectura he tenido la sensación de estar leyendo un relato de disfrute intimo, como cuando escuchas un disco de un grupo de esos que conoces tu y cuatro monos mas. Te sientes orgulloso de conocerlos, pero prefieres no hablar mucho del tema, quedártelo para ti mismo y no mencionarlo cuando alguien te pida recomendaciones, porque quieres seguir que siga siendo así, sin que nadie ponga pegas a tu opinión.

EL RITO ha supuesto una agradable sorpresa en el descubrimiento de este autor que, sin embargo abre grandes expectativas a su desenvoltura en los relatos cortos. Es mas, si me dieran a elegir entre que se publicara una recopilación de estos o una novela completa, me decantaría sin dudar por lo primero. Laird Barron tiene muchísimo talento, se desenvuelve maravillosamente con las palabras, pero quizá le falte darse cuenta de que el lector no siempre busca tanto como lo que él da, sino unas dosis mas ajustadas, que no lleguen a empachar.


4 comentarios:

  1. Hola!! me lo apunto, tiene muy buena pinta, incluso si me empacho a veces es agradable ;)
    Un besoo

    ResponderEliminar
  2. También tiene un relato publicado en la editorial digital Fata Libelli que no deberías perderte. Ominosus

    ResponderEliminar
  3. También tiene un relato publicado en la editorial digital Fata Libelli que no deberías perderte. Ominosus

    ResponderEliminar