martes, 29 de septiembre de 2015

Reseña: CONOCIENDO A CTHULHU de Rachel Gray.



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

CONOCIENDO A CTHULHU. UNA GUÍA DE SUPERVIVENCIA SOBRE LOS MITOS DE CTHULHU de Rachel Gray.

Profundizando en los famosos Mitos de Cthulhu de H. P. Lovecraft y en las incontables amenazas místicas que acechan a los habitantes de la Tierra, esta completa guía describe los seres transdimensionales, las criaturas subterráneas y las bestias fantásticas que se esconden en los rincones del tiempo.

Si por error terminas encontrándote con alguien que revive a los muertos o te despistas y recalas en un pueblecito costero de sospechosos habitantes, no te preocupes, este ingenioso repaso al filo de la cordura cubre multitud de peligros imaginarios, opciones de escape y posibilidades de sobrevivir al enfrentarse a dichos horrores.

Shoggoths, ángeles descarnados, guls y el mismísimo Cthulhu son ya parte de la cultura popular en forma de muñecos de peluche y figuras de acción. Sin embargo, tal y como esta entretenida guía demuestra, todos estos monstruos no te parecerán tan adorables cuando te los encuentres cara a cara, cara a fauces o cara a tentáculos.

Rigurosa y a la vez divertida, esta “guía de supervivencia” arroja una luz diferente sobre el misterioso y a menudo inimaginable mundo de Cthulhu.

Piénsalo ¿No es acaso el género literario de terror uno de los que más ha evolucionado a lo largo de los últimos años?

Hasta hace relativamente poco, el público encontraba el horror escrito en escenarios cercanos, hogareños incluso y recurriendo a situaciones cotidianas y elementos conocidos, explorando sus más profundos miedos infundados, en cierto modo por la sociedad de la época, lo cual limitaba relativamente la imaginación del escritor. Ya se sabe, la pela es la pela. Y un escritor tiene que comer.
El miedo a ser enterrado vivo, fantasmas, asesinos, seres malignos que todos creían muertos u objeto de leyendas lejanas que de repente cobran vida y se emperran en arrebatarte la tuya, son algunos de los ejemplos de historias que creaban pesadillas a la gente a través de las páginas de sus libros. Fueron escritores como Edgar Allan Poe los que de genuina manera arrancaban escalofríos a los lectores que se sumergían demasiado en sus relatos, escarbando en lo más profundo de su alma, buscando ese miedo primordial, fobia o angustia.

Hasta que un chavalito de Providence le dio por tocar los cojones a la cordura de la gente con su imaginación y la lió parda.

La obra de Howard Phillips Lovecraft nos mostró una nueva faceta del terror. Esta vez la amenaza viene de lo desconocido. Criaturas cuya sola visión es capaz de hacernos caer en la locura y la desesperación, un horror indescriptible que hacía y sigue haciendo que nuestra idea de lo grotesco alcanzace cotas inimaginables...
... aunque si nos ponemos metódicos, sí que hay que admitir que muchas de estas imágenes destacaban por sus aspectos gelatinosos, sus incontables colmillos y numerosos tentáculos.

La cuestión es que Lovecraft se ha convertido en uno de los mas destacados nombres dentro del género del horror. Más hoy incluso que durante su vida. Su influencia, su visión de la humanidad, apenas granos de arena para los primigenios o simple ganado para las criaturas llegadas de otros mundos han ayudado a que cientos de historias vean la luz cada día, ya sea a modo de pastiche lovecraftiano o como la firma de su inspiración en obras de otros autores.

Aun así, Lovecraft no deja de ser uno de esos clásicos temidos por los nuevos lectores del género. Muchos han dicho que su obra es densa, confusa a veces y un tanto rebuscada, adjetivos todos ellos que pueden echar para atrás al lector más influenciable pero que necesita saber de donde viene el nombre de Cthulhu, quienes son esos extraños hombres pez de Innsmouth o porqué mierdas está viendo a Francisco Rabal y a Macarena Gómez en una película sobre un relato de un tal Dagón.

No obstante, como hemos dicho antes, existen multitud de novelas y relatos basadas directamente en la mitología creada por Lovecraft. Antologías editadas en nuestro país por Valdemar, o la que no hace mucho tiempo publicó la editorial Kelonia, sin olvidarnos de la conocida colección Calabazas en el Trastero de Saco de Huesos donde ya se han publicado números inspirados en los Mitos de Cthulhu o el terror cósmico y las tres colecciones de relatos que nos trajo EDGE que espero leer pronto. Todas ellas son alternativas muy validas para adentrarse poco a poco y sin prisas en el complejo mundo descrito por el solitario de Providence.

Pero si necesitáis algo más concreto, más centrado en la obra de Lovecraft, en sus criaturas y referencias, no estaría de más que le echarais un ojo a CONOCIENDO A CTHULHU de Rachel Gray.

Esta obra, como bien dice su título, es una  GUÍA DE SUPERVIVENCIA SOBRE LOS MITOS DE CTHULHU. Existiendo ya guías de supervivencia para ataques zombis, vampiros o alienígenas, ya se echaba en falta un librito que recomendara los pasos a seguir en caso de que uno se topara "accidentalmente" con una criatura bulbosa de rasgos indefinibles que se muere por darnos un abrazo con sus cientos de tentáculos, preferiblemente a las entrañas una vez estén fuera de nuestro cuerpo. O si paseando por tu librería predilecta encontraras un libro en oferta encuadernado con piel humana y prometiéndote volver a ver a esa pivita que tanto te gustaba pero que desgraciadamente un camión de 8 ejes convirtió en comida para perros.

A ver... no os voy a engañar. El libro en sí no es ninguna joya, pero cumple un requisito que para mí es esencial, y es ayudar y animar a que las personas den el paso definitivo para leer las obras de Lovecraft.
CONOCIENDO A CTHULHU explora los más conocidos parajes en los que se ambientan las terroríficas historias de los Mitos de Cthulhu, Providence, Arkham, Innsmouth, Dunwich, etc, mientras que, al mismo tiempo resume algunos de sus mas famosos relatos con un toque cómico. A ver, no os asustéis. Muchos ya estarán pensando que si este libro resume las historias más famosas creadas por lovecraft ya no tendrá gracia leer los textos originales. Nada más lejos de la realidad, la autora narra estos resúmenes de una manera muy ligera y repito, con un constante sentido del humor, por lo que la atmósfera y espíritu original de los relatos no se pierde.

Así mismo, se hace hincapié a otros elementos importantes en las obras de Lovecraft, tales como la música, la pintura y arte en general, o la necesidad de rodearte de amigos a los que usar de cebo o la inutilidad de pinchar a Dioses Antiguos con un palo. Sin olvidarnos, claro está de hacernos un breve glosario de las criaturas más importantes dentro de los Mitos, y los protagonistas humanos que más destacan en el transcurso de los acontecimientos o el ya famoso Necronomicón. ¡Ah! Incluso nos enseña como pronunciar correctamente el nombre de nuestro durmiente de R´lyeh (Óscar Jaenada ¿Verdad que no es tan difícil?)

Además, a medida que vamos leyendo nos encontraremos con numerosísimos recuadros donde nos darán consejos para tal o cual ocasión, qué hacer en momentos de necesidad concreta o explicar definiciones complicadas o confusas.

No hay que ser muy listo para darse cuenta del tipo de publico al que esta dirigida esta obra. con sólo ver la editorial que lo publica (NOSOLOROL) es fácil imaginarse a un montón de gente que ha jugado al juego de Rol de La Llamada ce Cthulhu o Las Mansiones de la Locura y posteriormente se pregunta en qué están basadas todas esas extrañas ideas y qué tipo de obsesión por los moluscos hay detrás de todo esto.

CONOCIENDO A CTHULHU no es una obra destacable ni mucho menos. No es en absoluto una pieza clave para entender la obra de Lovecraft. Es más, recomendaría a los más entendidos sobre el tema que no se acercaran a él ni con un palo (pese a que en el mismo libro se incita a los lectores de H. P. que se use como "recordatorio" o guía), para ellos ya existe una magnífica ENCICLOPEDIA DE LOS MITOS DE CTHULHU editada por Factoría de Ideas más detallada, rigurosa y sobre todo seria que hará las delicias de cualquiera con ansias de documentarse.
Para los demás, para los menos iniciados en la obra de Lovecraft pero su afán de curiosidad y su temor a lo que vaya a encontrarse sigan peleados puede suponer un punto de inflexión y ayudar de una vez por todas a decidirse y, que coño, explorar el mundo de los primigenios con humor y un poco de masoquismo.

Una lectura sencilla, amena, tirando a vulgar en ocasiones. Ningún libro esencial aunque seas coleccionista de pastiches lovecraftianos. Ésta guía está dedicada única y exclusivamente para nuevos futuros lectores y pinchitos morunos que ofrecer al gran Dios Cthulhu como sacrificio.


4 comentarios:

  1. Es decir, que este libro puede venir muy bien para esos momentos en los que no recuerdas cuál primigenio la lió parda en qué momento y te apetece mirarlo rápidamente en vez de rebuscar entre los 2 tomos de Valdemar, los Mitos de Cthulhu, el Alquimista y demás... para ser "precavido" en esa situación (aunque realmente, por ejemplo, no me vería librándome de Nyarlathotep o algo similar, que eso es muy jodido). Me gusta. Me gusta mucho. Las guías siempre vienen bien para ese tipo de situaciones xD

    (PARA QUE LUEGO DIGAS QUE NO ME LEO TUS COSAS)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ya... has leído una reseña donde salen tentáculos gigantes y tu pasado otaku/hentai te ha traicionado XD.
      A ti que ya estas experimentada con la obra de Lovecraft te recomendaría la enciclopedia que menciono de La Factoría de Ideas.

      Eliminar
  2. Hola! Nunca he leído estos libros, pero quiero empezar a hacerlo, ya que es un género que no he tocado mucho. Creo que esta guía me viene genial para adentrarme en él, así que tomo nota. Muchas gracias por la recomendación :)
    No conocía tu blog pero me parece muy interesante, así que ya te sigo. Te invito a que pases por el mio. Saludos y nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenid@!!! Ya formo yo también parte de las filas de tu blog. Espero que encuentres buenas lecturas por aquí.

      Eliminar