domingo, 27 de septiembre de 2015

Reseña: APOCALIPSIS ISLAND: BATALLA FINAL de Vicente García



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

APOCALIPSIS ISLAND: BATALLA FINAL de Vicente García

Los zombis ya no son una masa amorfa y sin cerebro. Las hordas de no-muertos están dirigidas por Zafra, más endiosado que nunca y con ansias homicidas de acabar con toda la humanidad. Él dirige la Marabunta, millones de zombis que poco a poco, sin prisa pero sin pausa, van haciendo caer toda resistencia humana.
Frente a ella, el científico militar Marc y su compañero Tony siguen buscando una solución global a este problema que está arrasando toda huella del hombre sobre la faz de la Tierra. Marc no se rinde. Ha dejado atrás los Pirineos y busca una solución en Europa. Su búsqueda le lleva a Utopía, una ciudad a prueba de zombis que no será tan perfecta como parecía.

¿A que no adivináis el tema sobre el que voy a hablar hoy? Venga... sólo tenéis que ver el tipo de novela que toca hoy analizar. ¡Exacto! El eterno debate sobre si la literatura sobre zombis, más concretamente, si esa moda que se estableció en España desde aproximadamente el año 2007 hasta nuestros días ha pasado a mejor vida o aún tiene algo que ofrecer.

¿Sabéis lo que ocurre? que más de uno está confundiendo términos...
Sí, es cierto. En fechas presentes se siguen organizando multitud de Survivals, Marchas, hasta un crucero ¡Un puto crucero zombi!. Somos testigos de un sinfín de variedad inimaginable de actividades relacionadas con la figura del muerto viviente, y ya veréis ahora que se acercan fechas tan señaladas como Halloween. Vamos, que no hay lugar a dudas de que el zombi aún está dando guerra, pero ¿Significa eso que este mismo personaje, el mismo podrido caminante sigue igual de activo entre las páginas de novelas y relatos? Y más importante aún, ¿Manteniendo la calidad de la que gozaba (para algunos como un servidor) hace escasos años? Mucho me temo, en mi humilde opinión, que no es así.

Ha pasado ya mucho tiempo desde que inesperadamente la literatura Z irrumpiera en las estanterías de todas las librerías. Autores que actualmente rozan el sello Bestseller y oportunidades de oro para la reedición de clásicos olvidados. Todo esto y mucho más, empujado de algún modo por la demanda del usuario de historias de ésta índole ha servido también para que mucha gente abriera por primera vez su procesador de textos aventurándose a la experiencia de ser escritor y encontrarse con esa idea que se le escapaba hasta entonces para desarrollar sus historias, aunque a veces sea recurriendo al camino fácil.

¿Qué ocurre? ¿Qué hay de malo? Pues que cuando empiezas a meter cosas en una caja llega el momento en que ésta termina rebosando. Pero no, muchos han visto esta caja como un depósito ilimitado donde más de una vez lo hemos comparado con cuando abrimos un regalo oculto entre papel brillante y lazo, mientras que en otros casos se parece más a abrir la caja de Pandora. Es normal que mucha gente ponga en tela de juicio la calidad del género zombi (aunque es algo que se ha hecho desde sus inicios), algo comprensible dado las muestras de nula calidad literaria, argumentos irrisorios cuando no copiados descaradamente entre unos y otros, etc. Pero también hemos tenido el placer, repito, de encontrar autenticas joyas, y ya no solo que beban del terror, algo que muchos suponen automáticamente, sino también de la más destacada literatura de acción, la novela negra o incluso la comedia entre otros.

Sea como sea, está claro que cada uno tendrá su opinión hacia si la literatura Z sigue viva o es mejor dejarla descansar en paz de una vez por todas. Pero eso sí, si eres un ferviente defensor de este género y te ves en situación de debatir sobre la calidad que puede encontrarse en una novela de zombis, nunca, nunca jamas uséis APOCALIPSIS ISLAND: BATALLA FINAL como ejemplo, porque muy posiblemente acaben riéndose en tu cara.

APOCALIPSIS ISLAND, saga iniciada originalmente por Vicente García con título homónimo es una de las más, sino la más larga serie de novelas de zombis escritas en España. Esta obra ofreció una historia que, sin demasiadas pretensiones, resultaba amena, entretenida y con ciertos toques de originalidad destacando, entre otros, que la trama se desarrollaba en un mundo donde la humanidad ya había sufrido y resistido a una pandemia zombi, aunque como iremos descubriendo, de la sensación de que no han aprendido nada de sus errores.
A partir de esta primera entrega toda la saga posterior empezó a hacer aguas y la supuesta gallina de huevos de oro que intentó colarnos Dolmen fue perdiendo con cada entrega más y más de los pocos seguidores que pudiera mantener. Una precuela escrita por un tal J. D. AI: ORÍGENES pretendía dar más acción e intriga que su predecesora, pero terminó siendo mas insustancial y carente de sentido que la crisis existencialista de una barra de fuet.
Mas tarde, AI: MISIÓN AFRICA, de nuevo firmado por Vicente retomaba la acción donde la dejamos en la primera entrega en una novela que se iba borrando de nuestra mente a medida que íbamos leyéndola. Algo muy parecido sucedería poco después en el siguiente capítulo, AI: GUERRA TOTAL Z, tan innecesaria y aburrida como ésta.
Sin embargo, reconozco que el segundo intento de J. D. con AI: NUEVOS ORÍGENES supuso toda una sorpresa, ofreciendo, esta vez sí, lo que prometió su anterior fiasco. En palabras suyas, una "novela de palomitas" repleta de acción y, aunque en un principio pudiera resultar bastante densa, terminaba dejando un sabor de boca bastante agradable, quizá debido a que estábamos acostumbrándonos a que la calidad de la saga siguiera descendiendo.

Uno ya termina poniendo mala cara cuando una saga que se supone que iba a ocupar como máximo cinco libros, te saca un sexto libro que realmente no aporta nada relevante a la trama original. AI: EL CENTRO COMERCIAL no deja de ser un complemento no solicitado y que, a modo de experimento literario invitaba a los lectores a participar como personajes dentro de la historia por medio de una especie de sorteo previo. Una novela con algún que otro buen momento pero con la que uno llegaba a la única conclusión de que sus lectores son unos flipados que llevarían pegados en su frente un cartel de "Buffet libre" si de verdad se sucediera una invasión zombi como la narrada.

Y cuando creías, o valorabas la esperanza de que el autor se hubiera olvidado de concluir la saga, te saca... esto.

A medida que iba avanzando en la supuesta trama de AI: BATALLA FINAL me sentía en la necesidad de mirar a mi alrededor, dibujando una sonrisa que albergaba más miedo que otra cosa y preguntando al aire "Venga, en serio, ¿Donde está la cámara oculta?", porque no podía quitarme la idea de que estaba ante una broma de pésimo gusto.
¿Cómo lo digo suavemente? Estamos ante uno de los mayores despropósitos literarios que la Línea Z de Dolmen se ha atrevido a intentar colarnos. Sí. Colarnos, Intencionadamente. Porque parecen conscientes de ello y porque la obra rezuma remordimiento y culpabilidad. Es como si en cada capítulo nos estuvieran pidiendo perdón por existir y dejara asomar la idea de que todo este desastre ha sido escrito de manera forzosa, sin ganas, ideas y las pocas de éstas surgiendo en plena evacuación del tracto intestinal.
Joder, es que no tenéis mas que ver la portada creada por Colucci, uno de mis portadistas favoritos, que, en esta ocasión hasta a él se le notan las pocas ganas.

Vamos a intentar ponernos en situación, lo cual es difícil dado que estamos ante una saga cuya trama es fácilmente olvidable: Marc y Tony, amigos inseparables y disfrutando de su estado de semizombis, con la mierda que eso supone, que unas veces es mucho y otras nada, siguen vagando por Europa buscando una cura o algo que erradique la plaga zombi. Mientras tanto Zafra, el villano de turno, se dedica a arrasar ciudades con su ejercito de zombis formado por (apretaros el ojete) mil millones de muertos vivientes dando por culo. Así, en frío y sin vaselina el autor nos muestra por ejemplo una ciudad de París siendo literalmente devorada por una masa casi infinita de cadáveres. Pero tranquilos, que sus tácticas de combate han mejorado muchísimo y ahora son más efectivas y realistas. Se acabo eso de construir catapultas y lanzar a los podridos en ellas en caso de que la ciudad esté amurallada, ahora es más efectivo derribar edificios a cabezazos. Tal cual leéis. Al parecer si cualquier estructura, por muy blindada que esté acaba erosionándose por efectos atmosféricos ¿Por qué no va a pasar lo mismo con un centenar de muertos vivientes aporreándolo a cabezazo limpio? Pero si esto os parece absurdo... la cosa no hace mas que continuar.

Y es que el mayor fallo que tiene la novela, y que afecta al conjunto general de sus características, es que es prácticamente imposible creerse nada de lo que ocurre, dando la sensación de estar ante una historia de ciencia ficción o fantasía. Hay gente que se planea completamente su obra, otros comienzan con la idea principal y va improvisando sin salirse demasiado de un esquema establecido. Estos esquemas para el Vicente no existen, y recurre a las ideas mas inverosímiles y ridículas para salir del paso. ¿Que hay que meter un tyranusaurus Rex que lanza misiles Maverick por el culo porque es la única manera de que la historia siga adelante? ¿A qué esperas entonces? ¿Y si ponemos que al protagonista se le ocurre como crear tecnología para construir un robot gigante que aplaste a todos los zombis? ¡Si tío, es lo que todo lector quiere!

Vale, sí. Los ejemplos son un tanto exagerados, pero la sensación que de irrealidad que se iba forjando, no. Leer AI: BATALLA FINAL se asemeja a ver un Humor Amarillo con zombis de por medio, es decir, usa sucesión de pruebas semialeatorias que mira más por llegar a algún puerto por malo que sea que por darle un sentido lógico. En cierto modo es casi comprensible, dado que estamos ante una serie de novelas que empezó con una invasión a escala local y que ha terminado en una especie de vuelta al mundo en 80 días sin ser devorado por un comecerebros.
Es posible que cierto golpe de efecto que sucede casi al final de la novela haya conseguido hacerme levantar una ceja ante la sorpresa (en este caso agradable) del giro de los acontecimientos. Pero no termina de colar, resulta cuanto más lo pensamos, demasiado rebuscada, y si me diera por releer toda la saga, cosa que no tengo ninguna intención de hacer por ahora, es más que posible que encuentre lagunas inmensas que mandarían al garete un recurso con el que su autor seguramente está mas que orgulloso.

¿Que te da igual? ¿Que no te importa que el desarrollo de los acontecimientos tenga menos lógica que la fogata bajo el mar de Bob Esponja? ¿Que lo que buscas es emoción y tensión? Pues adelante, pero deberías saber que los protagonistas, como si de un videojuego se tratara tienen el Modo Dios activado. Esto quiere decir, que da igual lo mal que lo pasen. No importa si el futuro inmediato de los personajes es catastrófico, ya que siempre tendrán cerca, como anunciado con carteles luminosos todo lo que necesiten para sobrevivir lo suficiente para la siguiente escena. Armas, munición, suministros e incluso una serie de características especiales adquiridas por sus condiciones de semizombis que vienen o van según le sale de los cojones al autor y lo oportuno que sea su uso para la continuidad de la historia ¿Que pierde emoción el hecho de que los zombis no les detecten? No pasa nada, hago que vuelvan a sentirles cuando estén cerca, pero cinco minutos, que dentro de dos capítulos quiero usar esa habilidad de camuflaje. Y así una, y otra, y otra vez...

Sobre la empatía, el moldeado de los personajes y los diálogos... Hay que ver lo bien que sienta un apocalipsis zombi al lenguaje y expresión del ciudadano medio. Bien podría titularse esto "Los poetas de la generación del 27 contra los muertos vivientes". De nuevo, como en otros títulos que no aprenden la lección de que el realismo y la proximidad deben unir al lector y a la historia, los protagonistas (y los que no lo son, realmente parece que todos hablan igual) de repente tienen unas habilidades lingüísticas y una facilidad de palabra impresionantes. Da igual el momento y las circunstancias. No importa que un zombi te esté devorando los higadillos o que estés en pleno tiroteo, cualquier oportunidad es buena para demostrar lo erudito que uno es al expresar tu opinión. Ejemplos ficticios pero no muy alejados de lo que encontraréis:

- Noto un palpito extraño en lo mas profundo de mi alma, es como si una idea quisiera instalarse en mi ser y expulsarlo luego en forma esperanza para la humanidad que hoy agoniza.

- Oh, malditas alimañas carroñeras, sus oscuras y ponzoñosas almas solo buscan arrancar la preciada vida de unas inocentes victimas que luchan por el amor y la justicia.

Y así constantemente. Y no me hagáis hablar de los capítulos de la central nuclear, por favor, porque es lo mas ridículo que he leído desde [Titulo omitido para que no se me acuse de sádico].

De verdad, no se que ha pasado, no entiendo porqué algo como AI: BATALLA FINAL ha visto la luz. Sé que antes de que un autor publique sus obras es común dejarlas a los que se denominarían lectores cero, para que ellos ayuden a mejorar aspectos o aconsejar sobre el desarrollo de la novela. Leyendo el resultado final solo puedo preguntar: Los lectores cero, los que se supone que han dado el visto bueno para que se publicara esta novela, ¿realmente estaban en sus cabales? ¿Realmente no hubo ninguno que te dijera "Tío, por lo que más quieras, no publiques esto"? Porque me cuesta imaginarme entonces qué nos depara el futuro de la literatura Z.

Señores de Dolmen, os habéis apuñalado a vosotros mismos con esta novela. A muchos nos hicisteis frotarnos las manos cuando se publicó SANGRE FRÍA de Claudio Cerdán y ZOMBIS DE LENINGRADO de Cosnava, imaginando la calidad de futuros títulos, creyendo, por fin que empezabais a tener en cuenta la calidad de los manuscritos recibidos y no recurrir a novelas publicadas gratuitamente en Amazon o reediciones de obras que nunca deberían haber visto la luz en su primera vez. Nos habéis hecho vibrar con sagas como las de EL CUARTO JINETE de Blázquez, TOM Z. STONE de Álamo o las fantásticas ANTOLOGÍAS Z, sin mencionar las aportaciones de Castroguer, Alberto Morán o Vílas entre otros. Pero cuando una novela muestra su manufactura forzada, cuando lo único que se busca es acabar algo sin ganas y, muy triste, cuando uno aprovecha su posición para poder publicar cualquier cosa, no sé, pero me parece que va siendo el momento de dar carpetazo, cerrar una de las Líneas de publicación más importantes en lo referente a publicar historias de zombis de España, y dedicarse a temas más genéricos y exigentes de publicación, como vuestra Línea Stoker. Porque títulos como AI: BATALLA FINAL te hacen reconocer que sí, aun se publican libros sobre el fin del mundo, y otros, en cambio, te hacen desearlo.

16 comentarios:

  1. Hola, menudo reseña! La verdad que no me llama nada, he leído demasiadas cosas negativas.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De este título o de la saga en general? Hazles caso, hay muchos títulos de este genero menos conocido que aportan muchísimo mas al publico.

      Eliminar
    2. Yo quiero saber cuál es el título ese que no dices XD

      Eliminar
    3. http://drmotosierra.blogspot.com.es/2014/08/resena-spanish-zombies-genesis-de-seve.html

      Eliminar
  2. Dejé de leer al llegar a lo de derribar edificios a cabezazos. Pero no me negarás que tiene una buena portada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Repito lo dicho en la reseña. Como fan incondicional de la obra de Colucci, esta portada es de las peores que le he visto hacer.

      Eliminar
    2. Yo la pondría entre el montón, las hay muy buenas y las hay peores. Y como ejemplo diré el zombie que parece chiquito de la calzada

      Eliminar
    3. Jajajajaja. Creo que esa es la de De Madrid al Zielo. Si, también se las trae...

      Eliminar
  3. Intenté leer el primero de la saga pero me empezaron a salir tantos sarpullidos que lo tuve que dejar. No he leído nada más de Vicente de García, y le respeto como persona (creo) pero no me gusta nada como escribe, al menos con zombies de por medio.
    Buena reseña, Doctor, aunque también se podría aplicar a muchos otros libros de esta temática.

    ResponderEliminar
  4. Ni me molestaré en leer ninguno de los libros. Y lo que no entenderé es como tardan tanto en sacar en formato digital títulos como El cuarto jinete.

    Muchas gracias por las reseñas

    ResponderEliminar
  5. Eso de "Noto un palpito extraño en lo mas profundo de mi alma, es como si una idea quisiera instalarse en mi ser y expulsarlo luego en forma esperanza para la humanidad que hoy agoniza", es desgraciadamente muy común, se ve en muchos libros, sobre todo en los de terror. Con el paso de los años, me estoy dando cuenta de que aquí hay una ignorancia descomunal en lo que respecta a la literatura, no sólo por parte de los escritores, sino también (y esto es lo peor de todo) de los editores que los publican. Estoy segurísimo de que, si les das a elegir una descripción de una puesta de Sol, se quedan con aquella que dice: "y las anaranjadas nubes sucumbieron ante la caída de la moneda de oro allá en el horizonte", y no con ésta: "Y atardeció". Suponen que la primera tiene más elegancia, más estilo, se acerca más a la idea de literatura que tienen en sus mentes, y nunca llegan a darse cuenta de que no es más que una ridícula acumulación de palabras sin valor y sin sentido. Pero bueno, me alegro que de vez en cuando, alguien se de cuenta de esto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más que añadir a lo que magníficamente ha descrito este caballero. Aplauso.

      Eliminar
  6. Qué rato más bueno leyéndote y echándole un ojo a los comentarios. Bueno, decirte que me encanta lo maqueada que tienes la página.

    Yo temriné ayer la saga y escribí mis impresiones en http://delouredo.blogspot.com.es/2015/12/van-siete-no-star-wars-apocalipsis.html blog donde quedas citado y a donde espero volver.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por hacerte eco, y sobretodo, por pasártelo bien leyéndome ^_^. Y que sepas que tu blog ya está en mi lista.

      Eliminar
  7. Muchas gracias por la reseña genial y, como siempre util, entretenida y además, y esto es lo que más valoro, sincera. Una vez me dijeron que para encontrar un buen libro tenías que leerte un buen montón de "mierda" antes y perdón por la expresión pero viene al caso.Te aplaudo por ello, tu te has "fagocitado" la saga completa y yo no he podido pasar del tercer capítulo del primer libro, parecía sacado de una película porno de los 80, eso y el lenguaje rebuscado sin venir a cuento y las situaciones cuanto menos absurdas y... muchos "y" ya para mi gusto, así que le he ido a devolver el libro al llamado amigo que me lo prestó recomendandomelo encarecidamente, "este es de los que te gustan, seguro", y me he pasado antes por tu blog como siempre que tengo dudas, gracias, gracias, ya no me han quedado muchas. En fin un TRUÑO así con mayusculas y en definitiva va a resultar que Loureiro, Sisí o Blázquez son los nuevos Zervantes del siglo XXI.

    Un saludo y sigue dando guerra.

    ResponderEliminar