martes, 5 de mayo de 2015

Reseña: CENITAL de Emilio Bueso.



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

CENITAL de Emilio Bueso.

«La mano invisible te ha robado la cartera y el futuro, y no se detendrá cuando algunos gobernantes dimitan. Esto no se arregla con unos años de ajuste ni inyectando capitales ni nacionalizando bancos. Esto no se va a quedar en los aeropuertos sin aviones, los trenes de alta velocidad sin pasajeros, la gente sin pisos y los pisos sin gente. Esto sólo acabará cuando un silencio sepulcral se enseñoree de todas las grandes ciudades, cuando el apagón se vuelva permanente y las bicicletas se desplieguen por las autopistas de peaje.
Para entonces habrán muerto millones de personas.» 

Convencido de que la actual crisis económica es resultado del agotamiento del petróleo, un colectivo antisistema se reúne en torno a un líder profético para enfrentarse al colapso de la sociedad y así sobrevivir. Cenital cuenta la historia de una ecoaldea fortificada que se parapeta contra un mundo en el que las mascotas devienen comida y el progreso es sólo el antepasado de la destrucción, la ruina y la barbarie.


El miedo forma parte de nuestro ser desde el mismo momento de nuestro nacimiento. Involuntario, autoimpuesto o imaginado. Los miedos se han convertido en algo tan presente en el día a día de cada uno, que algunos (más de las que creemos) llegan a convertirse en negocio. Las compañías farmacéuticas sin ir mas lejos se han convertido en auténticos lideres comerciales en este aspecto.
Pero, el miedo se vende en distintos envases e ingredientes, basándose en las necesidades y requisitos del sujeto. Desde pequeños, ese miedo viene representado por monstruos que viven en los lugares más insospechados. Dentro del armario, bajo la cama o buceando en lo mas profundo del retrete. ¿Y de dónde vienen? De cuentos e historias que nos cuentan para dormir pero que lo único que consiguen es adquirir una amplia parcela en nuestra mente para las pesadillas.
Los adultos terminan perdiendo el respeto a estas criaturas nacidas de la imaginación infantil (o de alguna mente atormentada con ganas de no borrarle el llanto a los infantes), por mucho que cine o literatura intente recordarnos nuestros primeros temores. A partir de cierta edad son otras las imágenes, las sensaciones o perspectivas que condicionan nuestro terror, fragmentos proporcionalmente más realistas dependiendo de como de cercano veamos la garra que apretará nuestro corazón, por lo cercano a lo cotidiano. Miedos como la soledad, la enfermedad, el fracaso, la pobreza y, por encima de todo, dominando a los demás como una abeja reina, el futuro.

Porque no hay sábana anti monstruos, oración o truco que pueda evadir el paso del tiempo y, sobre todo, sus consecuencias. El futuro está ahí. Siempre lo ha estado, y siempre lo estará. ¿Seguro?¿Siempre habrá futuro? Algunos no lo tienen demasiado claro...

CENITAL de Emilio Bueso trata sobre el futuro. Y sobre lo frágil de éste. Y sí, podría considerarse una historia de terror. Pero no de esas en las que cuando uno lo termina le recorre un escalofrío casi agradable por la espalda convencido de que todo es ficción. CENITAL es de las que al finalizarla, uno tiene la urgente necesidad de acudir a su supermercado más cercano, abastecerse de todas las conservas y botellas de agua que pueda cargar y encerrarse en un bunker para no salir mas. CENITAL no es una historia que dé miedo. CENITAL produce pánico.

Emilio Bueso la volvió a liar parda. Con su anterior novela DIÁSTOLE, el autor nos introducía en una historia de amor/odio con un peculiar lavado de cara al tema extremadamente trillado del vampirismo. Un sobresaliente, casi de lectura obligatoria relato que apuñala el alma del lector y lo deja desangrar en la cuerda de tender la ropa. Después del libro que nos ocupa se sacó de la manga un excelente cóctel de géneros con ESTA NOCHE ARDERÁ EL CIELO y un poco mas tarde nos llevo, no de la mano, sino mas bien amordazados y sin posibilidad de escapatoria a visitar a criaturas primigenias en las tierras de la mismísima Ciudad de los Muertos en EXTRAÑOS EONES. (De NOCHE CERRADA no hablo porque por desgracia no lo he leído)

CENITAL es su tercera novela. Y posiblemente la más terrorífica de todas las que ha escrito. Y no por la introducción de elementos sobrenaturales, sino por la falta de necesidad de su uso para espantar al lector.
La obra de Bueso nos sitúa en un presente alternativo, pero forjado a través de la idea de un futuro inminente. En él, la imagen del mundo tal y como lo conocemos, con sus comodidades, sus ricos cada vez más ricos y sus pobres cada vez más pobres ha estallado por los aires, causado principalmente por el agotamiento del petroleo y, por ende, del combustible básico y eje central de toda la economía global. Solo unos pocos han sabido prever el desastre. Algunos, acumulando provisiones, otros convirtiéndose en bandidos que haría pensárselo dos veces a los más sanguinarios villanos de MAD MAX, e incluso, algunos construyendo ecoaldeas autosostenibles, fabricando sus propias herramientas y cultivando su propia comida. En uno de estos refugios vive Destral, y Destral tiene algo que decirnos.

CENITAL nos deja prácticamente desnudos en un terreno cercano, terriblemente realista y de veracidad casi inevitable, un mundo agonizante, donde impera la ley del más fuerte o del más previsor. La amabilidad y solidaridad han quedado reducidos a su mínimo exponente.
Ésta historia no viene teñida de rosa, no hay canciones alegres ni bailes chistosos, ésta historia es el resultado del egoísmo global, de los derroches desenfrenados y las mentiras pacificadoras.

Pensarán muchos "¡Anda! Una novela de perroflautas..." No os confundáis. A estos comeflores mejor no levantarles la mano, porque cuando te quieras dar cuenta ésta vuela ya varios metros por encima de tu cabeza. Empezando por el protagonista, Destral, la historia nos presenta de manera bastante detallada, puesto que los personajes mas importantes y sus vidas pasadas protagonizan capítulos enteros, a sujetos apaleados, humillados o escarmentados por el pasado. Pilares atípicos que luchan por su propia supervivencia, por motivos muchas veces puramente egoístas.. En definitiva, comportándose como seres humanos de verdad en un mundo donde no existen los héroes ni los príncipes azules, porque las princesas a las que hay que rescatar llevan tiempo siendo pasto de violadores o caníbales.

Sí se nota, posiblemente, cierta predilección hacia alguno de estos protagonistas por parte del autor, mientras que otros no llegan a alcanzar la importancia o empatía con el lector que posiblemente se busque. Braqui es sencillamente excepcional. Destila vida propia y hace que a uno se le encoja el estómago y alma al conocer su pasado. Teo, sin embargo, podría caerse por un barranco, quedar hecho una calcomanía en el suelo y nadie lo echaría en falta...
Destral funciona como un líder, un mesías de la nueva era, pero manteniendo buena parte de misterio y desconfianza hacia su figura. No quedan en ningún momento claro sus autenticas intenciones o los motivos que le empujar a un objetivo desconocido en apariencia. A destacar sus entradas en el blog www.cenital.net. Auténticos monólogos llenos de furia e indignación. Verdaderas lecciones de moral antisistema que haría relamerse de gusto a Tyler Durden. Muchas veces, tendrás la necesidad de releerte estos capítulos más de una vez, y sentir que alguien te quita la venda de los ojos... Y los habrá que lleguen incluso a perderle interés a la trama en sí, a los sucesos que ocurren en la ecoaldea por leer estos capítulos con impaciencia.

Quizá uno eche en falta una vista más panorámica del paisaje que reina en CENITAL, un skyline representativo de un mundo que ha sido devorado por el egoísmo del hombre. La historia en su mayor parte se centra principalmente en sus personajes, mirando en su interior en lugar de ver a través de sus ojos.

No obstante, CENITAL es 100% Emilio Bueso. Una historia escrita con rabia, que no busca tu redención sino que castiga duramente con golpes y patadas que no sabes por donde te van a llegar. Su ritmo es constante, no decae en ningún momento y sobresalta en ocasiones, llegando a un desenlace totalmente imprevisto y salvaje. Una novela que hace sangrar, pero como muchas veces pasa... un dolor necesario.

No, CENITAL no es un libro de auto ayuda que busque concienciar a la gente sobre como estamos tratando el planeta y las consecuencias que esto puede acarrear. CENITAL es un mensaje claro y conciso:

Te lo dije, te lo dijeron hace tiempo y no hiciste nada. Ahora te jodes.


1 comentario: