jueves, 17 de diciembre de 2015

Reseña: BASTARD MOVIES. RESEÑAS DESTRUCTIVAS DE CINE LAMENTABLE de VV.AA.



Autopsias Literarias del Dr. Motosierra presenta:

BASTARD MOVIES. RESEÑAS DESTRUCTIVAS DE CINE LAMENTABLE de VV.AA.

Un libro de reseñas de cine absolutamente terroristas. Cuatro críticos anónimos arremeten sin compasión contra parte de la hez que nos ha brindado el séptimo arte a lo largo de la historia.

¿Críticas de cine o misiles letales? “Bastard Movies” es un muestrario de superhéroes con pijamas lamentables, vampiros a los que se les caen los dientes de goma, bodrios históricos con efectos digitales que no son mejores que el más abyecto “péplum” e incluso porno de baratillo protagonizado por estrellas caídas en desgracia. Nos reímos del peor cine español, de las películas de acción más aburridas y del cine erótico menos excitante por igual, con la misma mala baba y ansias de destrucción. Consúmase con moderación y bajo su responsabilidad.

Hace unos pocos días fui partícipe de una discusión (Entendamos discusión como exposición de ideas contrarias sobre un mismo tema, no a un sano intercambio de navajazos o ejecución de rehenes) que tuvo como desencadenante un articulo sobre lo peor y más sobrevalorado del cine español actual. Artículo que por cierto creo que escribió uno de los participantes de la obra que hoy nos ocupa.

La cuestión es que a un artículo al que solo le hacía falta anunciar con carteles luminosos que estaba hecho más para divertir al lector que para hacer pensar (si alguien era incapaz de ver eso, no quiero imaginarme el suplicio que debe de causarle una acción tan complicada como pensar) no podía faltarle algún cultureta entendido con una manera de ver el cine casi mesíatica que reprochara la falta de criterio de quien escribía el texto. El tipo en cuestión, que tiene más conocimiento que tu, que yo y que un señor de Murcia que entre película y documental se dedica al pimentón sobre el tema, porque ha visto el fantástico mundo de la producción cinematográfica hispana desde dentro (no sabemos si manejando la cámara o sirviendo cafés) defendía películas que aquí eran torturadas, humilladas y violadas para alegría y regocijo de unos cuantos como 8 Apellidos Vascos, Yo soy la Juani o Alatriste, aludiendo que a la hora de criticar nunca se tiene en cuenta el esfuerzo que por parte de todos los responsables, hacen posible su estreno y consecuente promoción masificada con notas de prensa copy/paste y especiales televisivos que duermen hasta al pez.
Traducido: Parece ser que a este señor lo que le molesta es que mientras que en Hollywood Bruce Willis se pone hasta las cejas de los mejores manjares entre toma y toma, el pobre Dani Rovira se tiene que conformar con un bocata de mortadela ¡Sin aceitunas!¡Válgame el cielo!...

Así que, yo me pregunto entonces, ¿Cuál es el objetivo principal de una película de ficción o una novela? ¿Sus planos innovadores?¿Sus metáforas filosóficas reflejadas en tomas surrealistas?¿La ideología política al que quiere dirigirnos su director?. Llamadme loco, pero en mi caso, creo que el aspecto fundamental que hay que valorar en dicha película o libro es que entretenga. Si no se hace asomo siquiera de intentarlo y alguien lo critica diciendo que es un mojón porque se quedó dormido, tú no puedes reprenderle y decir que su opinión no es valida porque carece de fundamentos, porque sí los tiene, te los ha dicho de manera rotunda: Tu trabajo no cumple los requisitos que las necesidades del consumidor busca. Punto.

Igual que yo cuando critico negativamente una obra. No necesito censurarme a mí mismo, ni medir mis palabras. No me vengas con mierdas tipo "Es que no tienes en cuenta el esfuerzo que hay detras, el trabajo que lleva escribir una novela".
Perdona, si que lo se, si que lo tengo en cuenta, pero eso no me quita el derecho a que, si tu libro me parece una mierda decirlo así, con esas palabras. ¿Que hay mucho esfuerzo y tiempo dedicado? Bueno, yo también he perdido mi tiempo leyendo tu bazofia y, ¿Quién sabe? Lo que a mi no me parece bueno ni para calzar mesas a otra persona puedes cambiarle la vida o su modo de ver la literatura. Con todo mi opinión es mía, si no te gusta, no tengo más. Así que ahórrate lloros, insultos cuando te doy la espalda, amenazas, mentiras y no seas crío retirándome la palabra en un ejercicio de ahora me enfado y no respiro. Y es que cabrearse porque a alguien no le ha gustado tu novela y así lo ha expuesto al público es como cabrearse porque un coche te ha atropellado por no cruzar por el paso de peatones. El riesgo siempre está presente.

Por reflexiones así, por pensar de esta manera y aplaudir la libertad de expresión es por lo que creo que publicaciones como BASTARD MOVIES deben existir en la vida.

A ver, no os voy a engañar. Este libro es una chorrada más grande que la legaña de Azathoth. Es, como dije anteriormente en relación al dichoso artículo, una obra no creada para impresionar con los visionarios conocimientos de sus responsables, ni por su prosa estudiada y elegante. No abre ventanas a una realidad que se nos tenía oculta ni,... que coño, ni nos cuenta nada nuevo. Este libro existe para entretener, y eso señores, se le da de cojones.

Según parece, BASTARD MOVIES es la recopilación de un buen número de reseñas sumamente destructivas, sin respeto alguno por sus directores, sus actores, trama, y supuesto esfuerzo dedicado para el nacimiento de tales abortos. Estas disecciones fueron publicadas originalmente en FOTOLOG (Si, no es una leyenda, la gente antes entraba en esta red social) y están elaboradas por un grupo de amiguetes defensores de la grandiosidad interpretativa de Nicholas Cage, las tardes de fines de semana perdidos entre cine de serie B y caspa similar, con un sentido del humor altamente nocivo, soez y contagioso.

Yo, sinceramente, al leer las primeras reseñas, inmediatamente me vino a la cabeza CINECUTRE.COM. Desconozco si alguno de sus "misteriosos" integrantes milita en este canal, pero la manera que tienen de mutilar una película son bastante similares. Más allá de las famosas Sinopsis de Cine, al mismo tiempo que, como este, resumen toda la trama de la película (Sobra decir que el grosor del tomo es un compendio de spoiler tras spoiler), van desmigajando sus opiniones, la absurdéz de los diálogos o lo penoso de sus efectos especiales. Siempre, claro está por medio de lenguaje chusco y kinki y comentarios que si fueran narrados en la mesa de algún bar, de seguro que alguien terminaría echando la cerveza por la nariz. En definitiva, en este libro he disfrutado de lo que busqué y no encontré en el MANUAL DE SUPERVIVENCIA PARA CINÉFAGOS.

Por medio de secciones, los chicos de BASTARD MOVIES resumirán en más o menos páginas los peores ejemplos encontrados del cine gafapasta, el de superhéroes, el de terror, vampiros, histórico/fantástico y el que directamente no puede catalogarse de otra manera que no sea cine casposo.
Si, obviamente se echan en falta muchísimos géneros. como la ciencia ficción, el cine español, e incluso una buena dosis de películas de Asylum. Por desgracia, 180 páginas se nos quedan cortas, muy cortas, y uno desea que este tomo sea el primero de muchos.

BASTARD MOVIES no existe para convertirse en un libro de cabecera ni en el ensayo de cine sobre el que los demás deben basarse, pero es un libro valiente, hecho para pasárselo bien y para que la gente se lo pase bien leyéndolo. Su calidad literaria es infame (en el buen sentido de la palabra, si es que lo tiene), gamberra, no está escrito por novelistas que acarician a su gato mientras planean como hacerse con el premio Cervantes, sino por gente que ha visto la oportunidad de ver un trabajo que hacían por puro entretenimiento convertido en libro y vendido en las estanterías de las librerías de más dudosa reputación. Su calidad literaria roza la del numero de El Jueves de esta semana o de cualquiera, y su objetivo es claramente el mismo: Divertir, que la gente te mire raro mientras te descojonas en el transporte público y pasar el poco rato que dura su lectura de la mejor manera posible.

2 comentarios: